La Huertica

MERCADO LOCAL ON LINE DE PRODUCTOS DIRECTOS DEL CAMPO MURCIANO 

Ensalada de espárragos con patata, huevo escalfado y anacardos.


2 ramos de espárrago triguero

2 patatas (350 grs)

2 huevos

50 grs de anacardos

Para el aliño:

6 cucharadas de aceite

2 cucharadas de zumo de limón

1 cucharada de mostaza de Dijon

1 cucharada de miel de azahar

1 cucharada de vinagre de vino

 

 

Lava, pela y hierve la patata 20 minutos cortada en rodajas gorditas. Reserva.

Tuesta los anacardos en una sartén salándolos un poquito y reserva.

Para hacer el huevo escalfado pon en un bol un buen trozo de film de cocina, vierte dentro un poco de aceite y el huevo. Cierra el plástico haciendo un nudo con cordel de cocina, de manera que quede un saquito con el huevo dentro. Calienta una cazuela con agua y cuando esté hirviendo pon el saquito dentro a hervir 4 minutos.

Para el aliño pon en un bol 6 cucharadas de aceite, añade el limón, la mostaza, el vinagre y la miel y remueve enérgicamente. Vierte en una salsera.

Corta la parte dura de los espárragos y pásalos por la plancha con un poquito de sal gorda.

Para montar el plato pon una base de patata, los espárragos, los anacardos  y rompe los huevos escalfados por encima. Por último rocía con el aliño.


Ensalada de escarola y albaricoque.


Unas hojas de escarola

4 albaricoques

Cebolla roja

Sal

Para el aliño:

5 cucharadas de aceite

Orégano

 

Lava bien las hojas de escarola y los albaricoques. Deshuesa los albaricoques y córtalos en rodajas. En un plato distribuye la escarola cortada a trocitos y pon los albaricoques por encima.

Corta un poco de cebolla roja y añade al plato. Sala al gusto removiendo la ensalada.

Para el aliño vierte en una taza  las 5 cucharadas de aceite y añade el orégano. Remueve hasta mezclar y rocía la ensalada con la mezcla.


Ensalada de espinacas con manzana.


200 grs. de espinaca

1 cebolleta

1 manzana verde doncella

80 grs. de pistacho

Para el aliño:

1 cucharita de mostaza de Dijon

Medio limón

Aceite de oliva virgen

Sal

 

Lava bien las espinacas, quítales el rabito dejando sólo la hoja y ponla a remojo para ablandarlas. Corta la cebolleta en aros muy, muy finos, casi trasparentes. Corta la manzana a daditos. Pela los pistachos y tuéstalos en una sartén. 

Para el aliño exprime en un bol el medio limón y añade al zumo la mostaza, remueve hasta emulsionar. Sala al gusto.

Para servir coloca como base las hojas de espinaca secas, añade los aros de cebolla, la manzana en dados, los pistachos tostados y riega bien con el aliño.


Ensalada de tomate Raf con vinagreta de nísperos.


3 tomates Raf

Para el aliño:

3 nísperos maduros

3 cucharadas de aceite de oliva virgen

1 cucharada de vinagre

Sal

Unas gotas de limón.

 

Lava y pela los nísperos, quita la pepita y trocea muy finito. Reserva.

En un bol pon el aceite, el vinagre y la sal. Remueve. Agrega los nísperos y mezcla bien los ingredientes. Si te gusta, añade un chorrito de limón.

Para servir, corta el tomate Raf en láminas finas, distribuye por el plato y rocía con la vinagreta.


Ensalada de zanahoria y cebolla roja.


250 grs. de zanahoria

1 cebolla roja pequeña

Un puñado de pasas

Para el aliño:

4 cucharadas de aceite de oliva virgen

1 cucharada de vinagre de vino

1 cucharada de miel

Sal.

 

Lava, pela y corta la zanahoria en tiras con la ayuda del pelaverduras. Corta la cebolla en rodajitas y mezcla los dos ingredientes con un puñado de pasas.

Para el aliño pon en un bol la cucharada de vinagre, añade las 4 cucharadas de aceite y por último la miel. Mezcla bien hasta que la vinagreta tenga textura cremosa.

Para servir coloca las verduras en un plato, añade un poco de sal y vierte la vinagreta por encima.


Ensalada de berenjena (Melitsanosalata)


2 berenjenas

1 limón

Aceite de oliva virgen

2 dientes de ajo

Sal y pimienta

 

Pelamos las berenjenas y las cortamos en rodajas de 1 centímetro. En una bandeja de horno ponemos un poco de aceite y distribuimos la berenjena, salando y salpimentándola. Horneamos a 200 grados 20 minutos. Damos la vuelta a las rodajas y volvemos a hornear otros 20 minutos.  Sacamos la berenjena del horno y la trituramos en la batidora junto al ajo, hasta que quede con una textura de puré. Después iremos removiendo con una cuchara agregando lentamente el aceite de oliva y el zumo de un limón. Para servir, acompañar de unas tostadas.


Vinagreta de pimientos.


1 Pimiento rojo

1 Pimiento verde

1 Cebolleta grande

1 Tomate grande

6 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen

3 cucharadas soperas de vinagre de vino

Perejil picado

Sal

 

Lavamos todos los vegetales y picamos todos los ingredientes muy pequeñitos. Mezclamos todo en un bol y añadimos un poco de perejil picado y sal al gusto. Removemos bien.

En un vaso mezclamos una pizca de sal, el aceite de oliva virgen y el vinagre. Removemos enérgicamente hasta emulsionar.  Añadimos al bol con las hortalizas.

Mezclamos bien juntando todo el sabor. Conservar en frío (máximo 5 o 6 días)

La vinagreta es ideal para aliñar legumbres, pastas, mariscos y ensaladas.


Ensalada de habas con patata.


500 grs. de habas

500 grs. de patata

1 cebolleta

1 huevo cocido

1 lata de anchoas en aceite

Para el aliño:

Aceite de oliva virgen

El zumo de 1 limón

Sal

 

Desgranamos las habas y las escaldamos 5 minutos en un cazo con agua hirviendo y sal. En otra olla cuece las patatas 20 minutos cortadas en rodajas gruesas.

Para emplatar, dispón la patata troceada en la base de una fuente, el huevo cocido cortado en láminas y unos aritos de cebolleta. Añade las habas y decora con las anchoas.

Por último aliña la ensalada con una mezcla de aceite de oliva y el zumo de un limón. Sala al gusto.


Ensalada de brócoli con arroz.


3 dientes de ajo

1 brócoli

½ taza de arroz

Para el aliño:

Aceite de oliva virgen

Sal

 

Lava y seca el brócoli. Separa el tronco y córtalo en trocitos pequeños. Sobre una tabla de cocina grande corta el brócoli desmigándolo en trocitos pequeños, separando las partes más duras. Reserva.  Corta los dientes de ajo en láminas.

En una sartén grande con un buen chorro de aceite fríe el ajo hasta que esté doradito. Incorpora las partes más duras del brócoli y rehógalas a fuego fuerte durante 2 minutos. Cuando veas que se han tostado un poco incorpora el resto del brócoli. Sálalo al gusto rectificando de aceite si lo ves necesario. Fríe durante 4 minutos removiendo. Reserva en la sartén.

Por otro lado hierve la ½ taza de arroz con 1 taza de agua y un poquito de sal hasta que se consuma el agua.

Por último, incorpora el arroz hervido a la sartén con el brócoli y mézclalo bien.

Para servir, decora el plato con un poquito de perejil picado y un chorrito de aceite.



Ensalada de guisantes.

500 grs. de guisantes

1 cebolleta

1 manzana Golden

1 huevo

Para el aliño:

4 cucharadas de aceite de oliva virgen

1 cucharada de vinagre de Módena

6 nueces.

Sal y pimienta

 

Desgrana el guisante y ponlo a hervir en una cazuela con agua y sal durante 6 minutos.Reserva.

Pela y trocea la manzana y la cebolleta. En una sartén fríe la cebolleta a fuego lento durante 5 minutos e incorpora la manzana 1 minuto más. Reserva.

Para escalfar el huevo forramos un vaso bajo con plástico de cocina de manera que sobre bastante por los lados, echamos el huevo en el vaso y cerramos bien el plástico con la ayuda de un alambre de los paquetes de pan de molde. En una cazuela con agua hirviendo introduce el saquito con el huevo y cuece durante 3 minutos.

Para el aliño pela y trocea la nuez en el mortero. En un bol pon el aceite y el vinagre, añade la nuez troceada y sal y pimienta al gusto. Remueve hasta ligar.

Para servir, pon una base de ensalada de guisante, rompe el huevo escalfado por encima y adereza con el aliño.


Ensalada de col americana (Coleslow).

½  col-repollo pequeño

2 zanahorias

1 manzana Golden

1 cebolleta (opcional)

Para el aliño:

1 bote nata ácida (crème fraîche)

2 cucharadas de mayonesa suave

1 cucharada de mostaza suave

Sal y pimienta.

 

Cortar en juliana los ingredientes de manera muy fina (el repollo, la zanahoria y la manzana). Opcionalmente cortar una cebolleta en juliana. Mezclar bien los ingredientes.

Para el aliño: poner en un bol la mayonesa suave, la mostaza suave y salpimentar. Añadir la nata ácida en proporción de 1 parte de mezcla de mayonesa y mostaza y 3 partes de nata ácida.  Remover y reservar.

Para presentar, colocar los ingredientes en una ensaladera y verter la salsa por encima y remover bien, estrujando con la ayuda de un mortero.


Ensalada César de espárragos.

1 ramo de espárrago triguero

1 cogollo de lechuga

Una rebanada de pan integral

1 diente de ajo

Aceite de oliva, sal.

Para el aliño:

1 yogurt natural

El zumo de 1 limón

1 cucharadita de mostaza de Dijon

Un chorrito de agua

 

Corta y lava la lechuga. Reserva.

Corta el pan en daditos. Mezcla un chorro de aceite con el ajo machacado, viértelo sobre el pan y remueve para que empape bien. Tuesta el pan en una sartén y reserva.

Quita la parte dura de los espárragos, parte por la mitad y saltéalos con una pizca de sal.

Para la salsa mezcla en un bol el yogurt, el zumo de limón, la mostaza y si quieres que quede más liquida añade un chorrito de agua.

Para presentar, mezcla la lechuga con el espárrago y el pan, añade la salsa por encima y sala al gusto.

Ensalada de nabicol y naranja sanguina.

½  nabicol.

2 naranjas sanguinas.

½  cebolla roja.

½  aguacate.

40 grs. de aceituna negra

Para el aliño:

aceite de oliva

sal

Una pizca de eneldo

Una pizca de pimienta molida

 

En un plato, pela la naranja a sangre, (quitando la corteza y la mayor parte posible de la parte blanca de la naranja) y córtala en rodajas. El jugo que suelta colócalo en una taza y reserva.

Pela el aguacate y córtalo en láminas muy finitas

Lava el nabicol y pélalo con un pela verdura. Aprovecha el pela verdura para cortar el nabicol en láminas muy finitas y colócalas en un bol junto a un buen chorro de aceite y sal. Corta la cebolla roja en juliana y mézclala con el nabicol. Reserva.

Para el aliño aprovechamos el zumo de la naranja, y en la misma taza mezclamos 2 cucharadas de aceite. Incorpora pimienta molida y eneldo al gusto.

Para servir coloca en un plato una cama de láminas de nabicol y cebolla roja, pon encima la naranja  y bordea con el aguacate y la aceituna cortada en láminas. Vierte el aliño por encima.

 

Ensalada Waldorf.


150 grs. lechuga

1 manzana verde doncella

1 rama de Apio

150 grs. de nueces

50 grs. de pistacho

50 grs. de pasas

1 pechuga de pollo (opcional)

Para el aliño:

200 grs. de mayonesa

1 cucharada de mostaza de Dijon

1 Cucharada de miel

El zumo de 1 limón


 

Para el aliño mezcla en un bol la mayonesa (mejor si es de aceite de semillas) con una cucharada de mostaza de Dijon, una cucharada de miel y el zumo de un limón hasta que quede todo ligado y uniforme. Reserva.

Prepara los ingredientes. Pela la manzana y córtala en daditos, la rama de apio córtala en bastoncillos y limpia los frutos secos (nuez y pistacho) cortando la nuez en trozos del tamaño de los de la manzana.

La pechuga de pollo es opcional. Hazla a la plancha, deja enfriar y corta en trocitos pequeños.

Para la presentación dispón una capa de lechuga. Mezcla los ingredientes con la salsa y colócalos sobre la capa de lechuga.


Ensalada de pepino y cebolla roja.


1 pepino

Para el aliño:

1 cebolla roja

1 limón

2 cucharadas de aceite de oliva

Una cucharadita de albahaca

Sal


 

Para hacer el aliño, exprime el limón y mézclalo en un bol con 3 cucharadas de aceite y la cucharadita de albahaca seca. 

Corta la cebolla roja en juliana añadiéndola al bol y remueve con el aliño. Deja reposar para que la cebolla quede encurtida.

Pela el pepino dejando algún resto de piel. Corta muy finito y coloca sobre un plato.

Por último vierte el aliño sobre el pepino y sala al gusto.

Ensalada de alcachofas con tomate y pimiento rojo.


1 und Cebolleta

1 und Diente de ajo

2 und de tomate troceado sin piel

8 corazones de alcachofas

1  und pimiento rojo

1 chorrito de vino blanco

Para el aliño:

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta

Orégano


 

Limpiar y cocer las alcachofas, pelar los tomates y asar el pimiento rojo.

Calentar un poco de aceite en una sartén y cocinar la cebolleta con el diente de ajo unos minutos. Añadir el tomate y dar unas vueltas. Regar con el vino, salpimentar ligeramente y dejar cocer todo unos 10 minutos.

Escurrir bien los corazones de alcachofa y partirlos por la mitad, mezclar o colocar en una fuente las alcachofas con la salsa de tomate y cebolleta, añadir el pimiento rojo cortado en tiras, salpimentar al gusto, añadir un poco de orégano y un chorrito de aceite de oliva virgen.

Dejar enfriar antes de servir.


Ensalada de lombarda y verde doncella.

½  lombarda

1 manzana verde doncella

100 grs. de nueces

Para el aliño:

1 cucharada de mostaza de Dijon

3 cucharadas de aceite

1 cucharada de vinagre

Sal

 

Quita las hojas exteriores de la lombarda y córtala en juliana. Pela la manzana y córtala en láminas de media luna.

Para el aliño mezcla en un bol el aceite con la mostaza, remueve y añade un poquito de sal y el vinagre. Bate hasta emulsionar

Para presentar, coloca la base de lombarda y manzana, espolvorea las nueces partidas en trocitos y aliña con la salsa.


Ensalada de puerros y langostinos.

2 Puerros

2 Tomates muchamiel

8 Langostinos

Para el aliño:

Aceite de oliva virgen

Vinagre de Módena

Sal

 

Corta los puerros en anillas de dos centímetros de ancho y cuece en agua con sal durante 15 minutos.  Escurrir y reservar. Pela y corta los tomates en dados. Limpia los langostinos y pásalos por la plancha vuelta y vuelta con un poco de sal.

Para montar el plato pon una base con los puerros y el tomate por encima, añade los langostinos y aliña con la mezcla de vinagre y aceite emulsionado.



Ensalada templada de uvas y granada.


1 Cogollo de lechuga

50 gr de uvas

½  Granada

Para el aliño:

1 Cebolla

½  vaso de vinagre

Sal

 


Desgrana la granada y viértela sobre una base de lechuga picada en trocitos pequeños. Añade una pizca de sal y un poquito de aceite.

Para el aliño, corta la cebolla en juliana y pocha en una sartén. Cuando esté blandita añade el medio vaso de vinagre y deja reducir (si tienes vinagre de Jerez, mejor).

Añade el aliño a la ensalada y decora con las uvas.

Carpaccio de calabacín con queso de cabra trufado.

1 calabacín

50 grs. de queso de cabra

Sal, pimienta y aceite virgen de oliva.


 

Pela el calabacín y córtalo a lonchas finitas ayudándote de un pela verduras y colócalo en una fuente. Trocea el queso de cabra a cuadritos y espolvorea por encima del calabacín. Por último,  salpimenta al gusto y riega con un buen chorro de aceite de oliva virgen.



Ensalada de fusilli con pesto de aguacate.

200 gr de pasta

20 hojas de albahaca

1 aguacate grande

1 diente de ajo pequeño

2 tomates Raf

30 gr de almendras o nueces

1 chorrito de zumo de limón

Aceite de oliva

Sal


Poner abundante agua con sal a hervir en una cazuela grande. Mientras, poner en una picadora la pulpa del aguacate, las almendras, las hojas de albahaca y el ajo. Salar al gusto y añadir el aceite. Es mejor ir añadiéndolo poco a poco y ver la consistencia que nos va quedando. Tiene que tener la textura del guacamole. Añadir un chorro de zumo de limón al final y mezclar.

Poner la pasta a cocer cuando el agua esté hirviendo (recordad guardar un poco del agua de cocción para aligerar un poco la salsa al final).

Una vez tengamos la pasta cocida, escurrida y templada; ligar la salsa con un poco de agua de la cocción. Mezclar la pasta con la mitad de la salsa en un bol.

Corta los tomates Raf en trocitos para decorar el plato.


Ensalada de repollo con manzana.


¼ de repollo

2 zanahorias

1 manzana fuji

1 cebolleta

½ granada

Para el aliño:

2 cucharadas de mostaza

2 cucharadas de vinagre de vino

6 cucharadas de aceite de oliva

Sal y pimienta


 

Pelamos y cortamos la zanahoria en juliana (con la ayuda de un pelaverduras). Cortamos el repollo y la cebolleta en juliana. Pelamos y cortamos la manzana en láminas alargadas y desgranamos la granada. Mezclamos todo en un bol y añadimos sal al gusto. Para la vinagreta mezclamos bien todos los ingredientes, removemos con la cuchara hasta emulsionar.

Vertimos sobre la ensalada.



Ensalada de brócoli y zanahoria

1 brócoli

1 zanahoria grande

Para el aliño

60 grs.de almendra ya pelada

3 cucharadas de aceite

El zumo de 1 limón

Sal


Pon a calentar agua en una cazuela con un poquito de sal.  Hierve el brócoli cortado en arbolitos pequeños durante 5 minutos (10 si te gusta blandito). Escurre bien y colócalos en una fuente. Pela la zanahoria y rállala sobre el brócoli. En un mortero pon las almendras enteras y machácalas . Añade una pizca de sal, el aceite y el zumo de un limón. Emulsiona la mezcla. Vierte el aliño sobre la ensalada y mezcla bien.

Ensalada de naranja con ventresca.


2 naranjas

4 lomitos de ventresca en conserva (1/2 latita)

25 grs. de pistacho

Para el aliño

6 cucharadas de aceite

2 cucharadas de vinagre de vino

Una pizca de sal

Pimienta

 

Pelamos bien las naranjas a sangre (retirando la mayor cantidad posible de la parte blanca). Cortamos en rodajas y disponemos en un plato. Incorporamos la ventresca y los pistachos. Por último rociamos bien con la vinagreta.



Ensalada de judías verdes


250 grs. de judía verde

1 tomate

1 cebolleta

1 huevo

Para el aliño

Aceite de oliva

Sal

Orégano

 

Limpia las judías de hebras laterales y corta longitudinalmente cada judía. Pon una cazuela  agua con sal y cuando rompa a hervir vierte las judías dejando hervir durante 10 minutos. Escurre y refresca con agua fría.

Para emplatar, coloca las judías, añade un tomate cortado en dados, una cebolleta cortada en aros y el huevo cocido. Aliña al gusto.


Calamares de campo

1 cebolla

1 pimiento (rojo o verde)

1 berenjena

Una rodaja de calabaza

Harina y sal

Para el aliño

2 cucharadas de miel

Un chorrito de vinagre balsámico

 

Pela la cebolla y sepárala en aros. Pela la berenjena y córtala en bastoncitos, haz lo mismo con la calabaza. Corta el pimiento en rodajitas y quítale las pepitas. Pon un poquito de sal a la verdura.  Pon todas las verduras juntas en una bolsa de plástico con la harina, ciérrala con la mano y agita bien, desechando la harina que nos sobra. Fríe en aceite bien caliente hasta que veas la verdura doradita. Para el aliño, calienta un poco la miel para que mezcle con el vinagre, y viértela por encima del plato.

Ensalada templada de patata

3 patatas medianas

1 huevo

1 cebolleta

1 pechuga de pollo asada.

Para el aliño

1 cucharadita de mostaza antigua

2 cucharadas de aceite de oliva

Un chorrito de vinagre de Módena

1 cucharada de miel

Sal y orégano


 Coloca  la  pechuga en una bandeja del horno  con un chorrito de aceite, limón y sal durante 40 minutos a 200 grados. Deja enfriar, deshuesa, trocea y reserva. Lava, pela, trocea en rodajas y cuece la patata en abundante agua con un poco de sal durante 20 minutos. Cuece un huevo 12 minutos. Trocea la cebolleta en tacos pequeños.Para el aliño mezcla en un bol el aceite con la mostaza, añade el vinagre y por último la miel. Emulsiona.

Para servir, corta la patata y el huevo en trocitos pequeños, añade la cebolla y el pollo. Espolvorea el oregano y una pizca de sal y vierte el aliño.



Ensalada de mango, granada y frutos secos

1 mango mediano

1 granada

75 grs. de almendra

75 grs. de pistacho

1 Lechuga de hoja de roble

Para el aliño

3 cucharadas de aceite de oliva virgen

1 cucharadita de oregano

1 cucharadita de albahaca

1 pizca de sal

El jugo de medio limón.

 

 

Tuesta la almendra y el pistacho, con un poquito de sal, en una sartén caliente durante 4 minutos. Pela y trocea el mango en láminas para evitar la zona fibrosa del centro.  Sobre una base de lechuga, coloca el mango y los frutos secos. Espolvorea los granos de la granada.

Para el aliño mezcla en un bol el aceite con el orégano, la albahaca y un chorrito de limón. Aliña al gusto.



Ensalada de pera, zanahoria y remolacha

1 pera ercolini

1 zanahoria

½ remolacha

Lechuga de roble

Para el aliño

1 cucharada de salsa de soja

2 cucharadas de aceite

 

Lava los ingredientes. Ralla la zanahoria y la remolacha. Corta la pera en trocitos.

Para emplatar pon una base de lechuga de roble, coloca la zanahoria en el centro con la remolacha y dispón la pera alrededor del plato. En una taza pon la soja y el aceite. Remueve un ratito para que mezcle bien. Aliña la ensalada con la mezcla al gusto.



Ensalada de calabaza asada y espinacas.

1 calabaza pequeña

100 gramos de queso de oveja

1 manojo de espinacas (solo las hojas)

50 gramos de almendra tostada.

Para el aliño

6 cucharadas de aceite de oliva

2 cucharadas de miel

2 cucharadas de vinagre de vino

Opcional 50 grs de semillas (sésamo, pipas de girasol peladas, semillas amapola…)

 

En una bandeja de horno coloca la calabaza pelada, troceada y sin pepitas. Mézclala con un buen chorro de aceite de oliva, sal y pimienta.  Precalienta el horno a 200 grados y hornea durante 25-30 minutos. Saca del horno y reserva.

Lava bien las espinacas y separa las hojas del tallo. Reserva.

Calienta la miel a fuego medio, deja que hierva y añade el vinagre y deja reducir un poco. Después añade el aceite y remueve.

Para servir trocea las hojas de espinaca, coloca la calabaza y espolvorea  el queso de oveja a cuadritos y la almendra picada. Remueve junto con el aliño. Decora con semillas al gusto.

Tartar de berenjena.

2 berenjenas

1 lata de anchoas (octavillo)

10 pepinillos en vinagre pequeños

1 cebolleta

Para el aliño

2 cucharadas de mayonesa

1 cucharada de salsa perrins

Aceite de oliva, sal y pimienta.

 

Lava las berenjenas y pínchalas  con un cuchillo. Cocina las berenjenas en el microondas durante 6 minutos a máxima potencia. Reserva.

Pica muy finita la cebolleta, las anchoas y los pepinillos.

Parte las berenjenas por la mitad y vacía su interior con la ayuda de una cuchara. Pica bien la carne de la berenjena (cuidado que quema).

Mezcla en un bol la mayonesa con la salsa perrins, un chorrito de aceite, sal y pimienta.

Para emplatar mezcla los ingredientes con la berenjena picada y aliña con la mayonesa. Acompaña el plato con colines, picos o regañás.

Ensalada de pimiento asado.

1 pimiento rojo (unos 250 grs)

1 cebolleta

50 grs de lechuga hoja de roble

1 lata de atún


 Para el aliño

El jugo del pimiento asado

Aceite de oliva virgen

Vinagre de vino

Orégano

 

Lava el pimiento rojo y la cebolleta, colócalos en una fuente de horno, con un chorro de aceite y un poquito de sal. Hornea durante 25 minutos por un lado,  los das la vuelta y los tienes otros 25 minutos por el otro lado. Déjalo enfriar todo y pela el pimiento, quitándole también las pepitas. Reserva junto con el jugo del asado.

Para emplatar, pon una base de lechuga cortada en juliana muy pequeñita, coloca el pimiento cortado a tiras y la cebolleta en cuartos, y desmiga una lata de atún por encima.

Para el aliño, utiliza el jugo del pimiento asado y mézclalo con aceite de oliva virgen y un chorrito de vinagre de vino. Emulsiona con una varilla.

Espolvorea una pizca de orégano y riega con el aliño.

Canelón de melocotón relleno de ensalada de lentejas.

1 melocotón.

200 gr. De lentejas cocidas

1 zanahoria

½ cebolleta

½ pimiento rojo asado

1 huevo cocido

 

Para el aliño

El zumo de un limón

Aceite de oliva

Sal

 

Pelamos y cortamos el melocotón en rodajas muy finas, puedes ayudarte de un pelador. Reservar.

Mezclamos en un bol las lentejas previamente cocidas, la cebolleta y la zanahoria muy picaditas, el pimiento asado en trocitos pequeños y el huevo cocido también. Removemos y añadimos la sal al gusto junto con el aliño de limón y aceite que hemos emulsionado previamente en una taza.

Para montar el plato cogemos un aro de cocina y lo rellenamos con la mezcla realizada, retirar el molde y cubrir los laterales con las rodajas de melocotón.

 Puedes decorar los bordes con lechuga, incluso variar el relleno, usando hoja verde, queso, atún, etc…  os pongo otra foto con relleno de hoja de roble, tomate,  queso de cabra y aliño de vinagre de arroz y salsa de soja. Riquísimo

Ensalada de uvas y queso azul

Unas hojas de cogollo de lechuga

100 grs. de uva blanca

100 grs. de uva negra

3 nueces

50 grs. de queso azul

½  cebolleta

Para el aliño

3 cucharadas de aceite de oliva

Una pizca de sal

Unas gotas de vinagre de Módena

Ó

3 cucharadas de salmorejo


Como base he utilizado cogollo de lechuga, pero va bien con cualquier tipo. Corta la cebolleta en juliana y el queso en dados, añade las uvas y las nueces.  Por último adereza con sal, aceite de oliva y un poquito de vinagre de Módena.

Otra posibilidad es utilizar salmorejo como aliño. Si te gusta el ajo,  el contraste con la uva es brutal. A mi casi me ha gustado más que con aceite.




Una de las cosas que más me gusta de mi ciudad es perderme  en ella, entrar en sus tiendas y mercados, y ver las diferentes propuestas que se nos ofrecen.

Uno de los lujos de Madrid es su gran variedad de oferta gastronómica, y éste año, en el rincón de Sergio, nos hemos propuesto visitar diferentes restaurantes vegetarianos y veganos,  y comentar nuestra experiencia.

Hace tiempo me hablaron de Distrito Vegano y decidí empezar por ahí. ¿Me acompañáis?

DISTRITO VEGANO.

Calle del doctor Fourquet 32, 28012 Madrid

www.distritovegano.com

Lo primero que llama la atención es que estamos en Agosto y el local está lleno, aunque al haber reservado tenemos una mesa esperándonos. El local no es muy grande, y tiene barra por si hay que esperar un ratito a que tengamos mesa libre. También preparan comida para llevar.

La carta no es muy extensa, y las especialidades son perritos y hamburguesas. Si no te has enfrentado nunca a un perrito vegano, te recomiendo el completo chileno. Pero para mi gusto, el tesoro del local son las croquetas. Los que me conocen saben que me encantan las croquetas y tengo que decir que en Distrito Vegano he comido unas de las mejores que he probado en mi vida, hechas con espinacas y mucho amor, porque están bien, bien ricas… ¿y las de chorizo de calabaza?, simplemente espectaculares.

Para beber probamos un par de cervezas artesanales, aunque también hay diferentes vinos, y para los amantes del dulce hay una buena selección de postres.  Hay quien dice que no puedes abandonar el local sin probar la tarta de zanahoria.

En resumen, un local de ambiente agradable donde puedes ir a comer si estás por Lavapiés, y consultar su tablón de anuncios si buscas cursos de cocina vegana o ampliar conocimientos del mundo vegano.


Y mi receta de ésta semana... espero que os guste

Fussili con solomillos de pollo y tomate del terreno


200 grs. de fussili

5 solomillos de pechuga de pollo

50 grs. de pistachos

2 cebolletas

1 guindilla seca

2 tomates del terreno.

Para el aliño

El zumo de 1 limón

3 cucharadas de aceite

1 cucharada de agua

½ cucharadita de cúrcuma o de especias morunas

½ cucharadita de miel

¼ cucharadita ajo en polvo

Sal al gusto

 

Cocemos la pasta al dente (8 -10 minutos). Incorpora la guindilla y retírala al escurrir si no te gusta demasiado el picante.  Reserva.

Preparamos los solomillos de pollo, salamos al gusto y los hacemos a la plancha durante 8 minutos rociándolos con un chorrito de aceite de oliva.

En un bol prepara el aliño, incorporando el limón, el agua, el aceite y las especias, emulsionando la mezcla.

Pela el tomate y córtalo a trocitos. La cebolleta córtala en juliana

Para montar el plato pon la pasta e incorpora el resto de ingredientes bañándolo todo con el aliño.




Índice de recetas del rincón de Sergio 2016-2017


1 - Ajo asado

2 - Mermelada de albaricoque

3.1 - Alcachofas confitadas

3.2 - Alcachofas en salsa

4 - Crema de Apio con almendras

5.1 - Cous cous de berenjena y calabacín

5.2 - Cous cous de quinoa con berenjena y calabacín

5.3 - Croquetas de berenjena y calabacín

5.4 - Lasaña de berenjena

5.5 - Morcilla de guerra (berenjena)

5.6 - Palitos de berenjena con salsa de miel

6 - Chips de boniato

7 - Arroz con brócoli

8.1 - Pastel de calabacín y pavo

8.2 - San jacobos de calabacín

8.3 - Zarangollo de calabacín

8.4 - Zarangollo murciano

9.1 - Crema de calabaza

9.2 - Crema de calabaza y boniato

9.3 - Gnoqui de calabaza

9.4 - Pizza de calabaza

10 - Ensalada de col murciana

11.1 - Coliflor al horno con salsa de naranja

11.2 - Tortilla de coliflor

12.1 - Ensalada de espinacas

12.2 - Espinacas rehogadas y tortilla de espinacas

12.3 - Rollito de carne y espinacas

13 - huevos al plato con guisantes y alcachofas

14 - Habas con jamón

15 - Lentejas

16 - Torrijas de Semana Santa( Limón)

17 - Lombarda cocida

18.1 - Albóndigas de pollo con salsa de manzana y curry

18.2 - Manzanas asadas

18.3 - Trenza de manzana

19.1 - Licor de naranja

19.2 - Polos de naranja

20 - Sorbete de níspero

21.1 - Patatas fritas al horno

21.2 - Rollo de patata

22.1 - Barquitos de pimiento

22.2 - Escalibada

22.3 - Pimiento relleno de tortilla de patata

23.1 - Lasaña de plátano

23.2 - Tosta de membrillo y plátano (los desayunos)

24.1 - Crema de puerro

24.2 - Pastel de puerros con merluza y gambas

24.3 - Puerros rellenos de queso

25 - Romanescu con crujiente de jamón

26.1 - Ensalada de tomate

26.2 - Moje murciano

26.3 - Salmorejo

26.4 - Tomates rellenos de verdura

26.5 - Tomates verde fritos

27 - Bizcocho de zanahoria

1 - Ajo asado.

Si os gusta el ajo, uno de los superalimentos con los que cocinamos en la cocina española, os recomiendo que lo probéis asado. En una bandejade horno poned una cabeza de ajo entera, quitando las capas exteriores pero conservando la piel de los dientes. Asadlo 30 minutos y cuando deis la vuelta a la verdura sacadlo. Para degustarlo, quitadle los picos de piel superior y untadlo en tostaditas… os va a encantar.


El albaricoque

El albaricoque tiene su origen en zonas templadas de Asia como Corea del Norte o Manchuria. Las primeras referencias acerca del cultivo de esta fruta se recogen en China en el año 3000 a.C.

Las rutas de especias que comunicaban Asia y Europa, hicieron que se introdujera el albaricoque en el continente europeo, a través de la actual Armenia. Numerosas variedades de albaricoque se han adaptado al clima de la Región de Murcia, en nuestra Vega Media Mauricio y valencianos son los más habituales, también Mirlo. El nombre “albaricoque” Praecoquum malum significa “manzana temprana” y se refiere a la floración temprana. Para sacar el máximo provecho de su carne dulce, hay que vigilar recoger el albaricoque maduro. Se come tal cual, y también como mermelada o enlatada en almíbar.

Personalmente, me encanta como mermelada, hecha con azúcar moreno de caña y con trocitos de fruta en la confitura. Os pongo mi receta.

2 - Mermelada de albaricoque.


2 kilos de albaricoque (deshuesado y troceado)

1 kilo de azúcar moreno de caña

Un limón grande

 

Pon la fruta en una cazuela, añade el zumo de un limón grande y un poco de agua y remueve a fuego lento durante al menos 15 minutos. Verás que se va formando una pasta rápidamente y dependerá de tu gusto el dejarla con trozos de fruta o seguir removiendo hasta que quede casi líquida. Pasado ese tiempo añade el azúcar, que al ser moreno tiñe la fruta, quedando la mezcla muy oscura. Puedes usar una infusión de estevia si no quieres utilizar azúcar, aunque deberá de ser muy concentrada. Por último deja cocer a fuego medio durante otros 20 minutos removiendo frecuentemente. Para conservar debes embotar al baño maría. Increíble su sabor, ideal para cargar pilas en nuestros desayunos.


Ni que decir tiene que podéis utilizar otras frutas de hueso, que están en su mejor momento. Marta la ha hecho de Nectarina, yo he utilizado sus medidas… aún me queda mucho que aprender. Muchas gracias, está riquísima!!!



3.1 - Alcachofas confitadas.

1 kg de alcachofas (7-8 unidades)

Aceite de oliva

Sal


Ésta receta me la pasó Camino González, y como veis, no nos lo podía poner más fácil.

Primero limpiamos las alcachofas, dejando sólo los corazones. Para que no se oxiden mientras las limpiamos, colocad un bol con agua y limón y vais dejando las limpias en él. Las ponemos en un recipiente, las salamos y las cubrimos de aceite.

Yo usé un cazo, para que estuvieran juntitas y  no poner mucho aceite, pero la verdad es que se gasta bastante. Como no se fríe, es reutilizable para otro uso

Una vez tengamos las alcachofas en el recipiente, las ponemos en el fuego muy bajito, y tenemos cuidado de que nunca se frían. Yo las puse 20 minutos al fuego nº2 de mi cocina, y luego las di la vuelta y las dejé otros 40 minutos, pero bajé el fuego al nº1.

Para servir, escurrir bien el aceite.

El resultado es demoledor… ricas, riquísimas… ¡y llenan!


Propiedades del jugo de alcachofa

 Una de las formas más habitual de cocinarla la alcachofa es cociéndola, pero… ¿qué hacer con el agua de la cocción? Que sepáis que la alcachofa es posiblemente una de las verduras más sanas que existen, buenas para el hígado, para el riñón y también para la sangre. Su agua de cocción si no la dejáis muy salada,  es muy diurética y dicen que es una auténtica depuradora del hígado. Además contar la interesante presencia en la alcachofa  de vitaminas  B1, E  B3, y minerales como el potasio, magnesio, fósforo y calcio ,geniales para el sistema nervioso, para el digestivo ,la protección del hígado y la función “quemagrasas”  buena contra el colesterol. Entonces que hago… ¿guardo el agua después de cocerla?. Pues si… sus propiedades se conservan en la nevera y aguantan varios días. La receta que nos presenta Gema Gómez incorpora esta agua de cocción como salsa, a ver si os gusta.

3.2 - Alcachofas en salsa

1 kg de alcachofa (para 2 raciones)

El zumo de medio limón

3-4 dientes de ajo

Perejil (o cilantro)

Sal y acite de oliva

2 cucharadas de pan rallado.


En una cacerola coloca agua. Cuanta más agua pongas más caldito obtendrás. Pon el zumo de medio limón al agua y coloca las alcachofas según las limpies (así no se oxidan). Limpia las alcachofas, cortando la flor por la base, quitando los pétalos más duros hasta que se desprendan con facilidad y aprovecha el troncho, pelando su capa exterior más dura. Pica el ajo y el perejil (o cilantro, lo que más te guste) e incorpóralos al guiso, vierte un buen chorro de aceite de oliva y sálalo al gusto. Cuece durante 30 minutos (puedes pinchar las alcachofas para ver si ya están blanditas). Echa las dos cucharadas de pan rallado, remueve y deja cocer un poquito más para que la salsa espese. Por último deja reposar antes de servir y si te sobra guiso consérvalo en la nevera.





El apio en la medicina natural

Se considera el apio como un buen hipotensor, uso del cual existen registros desde tiempos antiguos en la medicina oriental y mediterránea. Se utilizó entre los griegos y los romanos como un calmante y aún hoy se le atribuyen dichas propiedades.

Se ha señalado que mejora la circulación y disminuye el colesterol. También se han ensalzado sus propiedades depurativas y diuréticas, y se afirma que combate la elevación del ácido úrico, por lo cual se recomienda para combatir problemas como artritis y cuadros gotosos. Se considera que es alcalinizante y remineralizante.

Contribuye a facilitar la digestión, abre el apetito, combate el estreñimiento y disminuye la formación de gases intestinales.

Por su bajo contenido de calorías y sus efectos diuréticos se lo ha recomendado recientemente en dietas de adelgazamiento.

Según la antigua Medicina Tradicional China el apio es de sabor amargo y dulce, refresca y humidifica el organismo. Se le atribuyen propiedades estimulantes, disolventes y nutritivas. Se lo recomienda como hipotensor, para depurar el hígado y la vesícula biliar, y como buen diurético.

Investigaciones recientes hablan de que el apio es la única hortaliza que presenta niveles elevados de un conjunto de compuestos llamados ftalidas, incluyen varios compuestos semejantes, como el 3n-butilftalido, que le otorga al apio su aroma y sabor característicos. Identificado por el patólogo William J Elliot, ha despertado un gran interés científico. Hablaros de éstos estudios sería muy denso, pero adelantaros que tratan los campos de la artritis, la gota y la fibromialgia, por si os interesa buscar datos.

4 - Crema de apio con Almendras

Apio 3 o 4  ramitas

Ajo al gusto

1 patata pequeña (opcional)

1 cucharada de sésamo

2 cucharadas de almendras picadas

                                                   Cúrcuma al gusto.


La receta y la foto nos las ha pasado Susana Sanz, muchas gracias !!

Pocha los ingredientes añadiendo al final el sésamo, las almendras y la cúrcuma. Cuando esté todo doradito cubre con agua, pero no mucho, dependiendo de lo espeso que te guste. Cuece durante 8 -10 minutos y luego pásalo por la batidora y listo.



Berenjenas

La berenjena es una hortaliza cuya temporada abarca desde julio a noviembre, aunque en climas cálidos puede darse durante todo el año. Originariamente procede de la India y fue introducida en España por los árabes.

La berenjena tiene poderosas propiedades curativas, antibacterianas y antivirales. Contiene fitonutrientes que ayudan a eliminar los radicales libres del cuerpo, que son los encargados de dañar las células de nuestro organismo y causar enfermedades. También es un excelente diurético, antioxidante, que aporta muchos minerales al organismo.

La berenjena es rica en potasio, cobre, ácido fólico, magnesio y fibra. Contiene flavonoides y fenoles, tales como el ácido cafeico y el ácido clorogénico, que tienen grandes propiedades para combatir el cáncer, los virus, el daño de las células del organismo, y las bacterias nocivas.

Es muy utilizada en dietas, debido a su alto contenido en agua y fibra, haciendo que pueda consumirse si aportar muchas calorías (100 gramos aportan 26 calorías)

No se recomienda su consumo crudo, siendo la mejor opción hacerla al horno junto con otras verduras, añadiéndola a purés o bien friéndola.

5.1 - Cous-cous  con berenjena y calabacín


1 taza de sémola (o bien ½ taza de quinoa)

2 berenjenas

2 calabacines

1 pechuga de pollo

40 grs de pasas

Especies morunas (Ras el hanout), sal, aceite de oliva

1 taza de caldo de pollo.



Primero de todo quiero decir que ésta receta es una libre adaptación de famoso plato árabe, y que mi idea es realizar una receta diferente con berenjena y calabacín, que están en su punto de maduración en estos días, y también incorporar un súper alimento en nuestra dieta como es la quinoa o quinua.

Vierte una taza de sémola y una taza de caldo en una olla y cuece durante 10 minutos.  Añade al terminar un poco de aceite de oliva y remuévelo con un tenedor. Reserva.

Trocea la berenjena y el calabacín a cuadraditos. Yo frio primero la berenjena y luego frio el calabacín, porque este último es un poco más duro. También les pongo sal al freírlos.

El pechuga de pollo la pido en filetes, y luego  en casa la corto a trocitos y la macero con mucho Ras el hanout (las especias de los pinchos morunos) sal  y un poco de ajo picado. La frio en aceite 5 minutos.

Para montar el cous-cous, uso un recipiente grande, y el él mezclo la sémola, el calabacín, la berenjena, el pollo frito y las pasas. También puedes añadir pimiento frito si te gusta.


5.2 - Cous-cous de quinoa  con berenjena y calabacín

Si quieres probar algo diferente, cambia la sémola por quinoa. La quinua es un alimento rico ya que posee los 10 aminoácidos esenciales para el humano. Este hecho hace que la quinua sea un alimento muy completo y de fácil digestión. Tradicionalmente los granos de quinua se tuestan y con ellos se produce harina. También pueden ser cocidos, añadidos a las sopas, usados como cereales, pastas e inclusive se le fermenta para obtener cerveza o chicha, bebida tradicional de los andes. Cuando se cuece toma un sabor similar a la nuez.

Para cocer la quinoa:

Lávala abundantemente. Yo la lavé cinco veces hasta que dejó el agua limpia. Escurre bien.  En una olla, pon un poco de aceite de oliva y  media taza de quinoa, añade sal y tuéstalo durante 3 minutos a fuego lento, removiendo. Cubre con una taza de caldo de pollo (doble de líquido que quinoa) y cuece durante 15 minutos. Con la olla tapada, deja reposar durante unos 20 minutos y verás que la quinoa se queda en su punto...si apelmazar ni nada. Luego solo tienes que añadir las hortalizas y el pollo frito y las pasas.

5.3 - Croquetas de berenjena y calabacín

3 dientes de ajo

2 huevos

1 lata de atún

1 berenjena

1 calabacín

Pan rallado

En el vaso de la batidora pon en este orden el ajo troceado, un huevo y la lata de atún escurrida. Bate y reserva. Corta el calabacín a cuadritos y fríelo. Corta la berenjena a cuadritos y fríela. Añade el calabacín y la berenjena fritos al vaso de la batidora y vuelve a batir todo el contenido.

El resultado será una masa blandita con la que elaborar las croquetas. Esta masa también se puede utilizar para otros usos como empanadillas o rellenos, porque está buenísima. En caso de que os quede muy liquida puedes espesarla añadiendo pan rallado, pero no te pases o la masa quedará muy sosa.

Pasa las croquetas por huevo y pan rallado y fríelas en abundante aceite muy caliente.

5.4 - Lasaña de berenjena

3 berenjenas

3 tomates de ensalada

1 cebolla grande

Medio kilo de carne mezcla de ternera y cerdo

Sal, aceite de oliva

Para la bechamel

3 cucharadas de harina

3 cucharadas de aceite

Medio litro de caldo ( o un poco más si se necesita)

Un chorrito de tomate frito.


En casa ligamos la bechamel con caldo, ya sabéis mis rollos con la leche. En una sartén a fuego medio pones un poquito de aceite, unas cucharaditas de harina y vas tostando la harina y removiendo para que no se pegue hasta que se disuelva y no tenga grumos. Vamos añadiendo el caldo para ir formando la bechamel y cuando esté lista añadimos un chorrito de tomate frito para dar color. Reservamos

Pica la cebolla muy fina y sofríela con la carne. Sala al gusto, incluso aderézala con tus condimentos favoritos. La berenjena es muy suave y el plato lo agradecerá.  Reservamos.

Pela los tomates de ensalada, cuanto más grande sean mejor, y córtalos en lonchas lo más finitas que puedas. Reservamos.

Corta la berenjena en lonchas, como de medio centímetro de espesor y pásalas por la sartén para que se doren un poquito. En una bandeja de horno montamos la lasaña. Ponemos una capa de berenjena, encima una capa de tomate, encima una capa de carne, cubrimos con capa de berenjena y con capa de tomate… repetimos  la operación hasta que se te acaben los ingredientes. Por último vertemos la bechamel por encima y horneamos 25 minutos a 185 grados.




5.5 - Morcilla de guerra

4 berenjenas

4 cebollas

125 grs de piñones

Aceite

Sal, pimentón murciano, orégano.

 

Se cuece la berenjena en trozos sin pelar. Reservamos.

Salteamos los piñones. Reservamos.

Cortamos la cebolla pequeñita y la sofreímos hasta que quede pochada, añadimos las berenjenas escurridas. Sofreímos  durante 30 minutos a fuego lento y añadimos los piñones.

Por últimos salpimentamos y añadimos el pimentón, rehogamos 5 minutos más y listo.



5.6 - Palitos de berenjena con salsa de miel

1 berenjena

Un poco de miel y de vinagre de Módena

Harina, huevo y sal.

Tan simple como cortar las berenjenas en palitos alargados y rebozarla, pasándolas por huevo batido y harina. Fríe en aceite caliente.

Para la salsa, pon un buen chorretón de miel en un recipiente de cristal y caliéntalo en el microondas 25 segundos a máxima potencia. Añade un chorrito de vinagre de Módena  y remueve. Vierte la salsa por encima de los palitos fritos de berenjena.

6 - Chips de Boniato.

1 boniato grande (500-600 gramos)

Aceite, sal y pimienta.


Pelar los boniatos y cortar muy finitos. Colocar en un bol y aliñar al gusto. Yo lo hice con sal, pimienta y aceite, pero se podéis usar vuestros condimentos favoritos. Se colocan en una bandeja de horno, con un papel de horno debajo, y se esparcen bien, que no queden amontonados. El horno a 200 grados durante 20 minutos y listas para servir como acompañamiento o para dipear con vuestras salsas favoritas. (Si te gustan más tostaditas, deberás dejarlas más tiempo, como 25 minutos o así)




Verduras Crucíferas

Hoy me gustaría hablar sobre las verduras crucíferas.

Entre estas verduras podemos mencionar las siguientes: el Brócoli, la Col-repollo, la Coliflor, el Rábano, los Berros y el Nabo. Estos alimentos son muy necesarios agregarlos a nuestra dieta, ya que ayudan también a quemar calorías.

Estas verduras están brindando grandes mejoras para aquellas personas que sufren de Cáncer, ya que estas poseen gran cantidad de nutrientes, varios Carotenoides, Vitaminas (C, E y K), son fuentes excelentes de Fibra, también posee Ácido Fólico y muchos minerales. Generalmente estas Verduras Crucíferas contienen aparte de lo mencionado anteriormente un compuesto químico conocido como “Glucosinolato” que a su vez contiene azufre; es por eso que poseen un aroma acre y un sabor un poco amargo. Estas sustancias químicas se vuelven, mientras se realiza el proceso de masticar y digerir estos alimentos, compuestos biológicamente activos.

Las formas de prevenir el Cáncer son las siguientes:

Protegen el ADN de las células de cualquier daño.

Inhabilita a los agentes Carcinógenos, que son diferentes a los agentes Cancerígenos.

Tienen efectos antivirales y antibacteriales.

Tienen efectos anti-inflamatorios.

Inhibe las formaciones de tumor en los vasos sanguíneos.

A la hora de comerlas prefiero hacerlo crudas, tostadas en la sartén y como último recurso cocidas, ya que creo que cocidas pierden mas propiedades. Os pongo dos ejemplos.

7 - Arroz con brócoli

1 brócoli

1 taza de arroz

4 dientes de ajo.

Sal, aceite de oliva, agua

 

Lava el brócoli entero, córtalo por la mitad y coloca la parte plana en un tabla de cocina para, poco a poco, cortar el brócoli desmigándolo (Creo que es más cómodo desmigarlo así que cortarlo rama a rama). Corta de ésta manera todo el brócoli.

Pon un chorrito de aceite de oliva en una sartén, corta dos dientes de ajo y dóralos. Coloca el brócoli en la sartén, sala y remueve hasta que esté tostado (7 – 8 minutos bastarán para que su color cambie a un verde más oscuro y esté listo). Reserva.

Para el arroz, vierte un chorro de aceite en una cacerola, corta los ajos finitos y dóralos. Añade la taza de arroz  y dos tazas de agua, sálalo al gusto y hierve hasta que se consuma el agua.

Por último, mezcla en una ensaladera el arroz y el brócoli, y ya tienes un acompañamiento perfecto para tus platos.

También puedes usarlo como ensalada. Yo le añadí un poco de maíz, unas pasas, y un chorrito de salsa de soja y me quedó estupendo, pero podéis añadir otros ingredientes como manzana, pera , cebolla, en fín, lo que más os guste para vuestra ensalada, y quedará muy bien.

Beneficios del calabacín

Calabacín, también conocido como calabaza de verano.  Es originaria del centro y el Sur de América. En su lugar de origen se cultiva desde hace miles de años. El calabacín es de la misma familia que las calabazas, pero presenta propiedades que son diferentes a éstas. Por ejemplo, su mayor contenido es de agua, tiene un escaso aporte de grasas, ideal para realizar dietas, es bajo en calorías y contiene folatos y vitamina del grupo C y B. A pesar de ser de la familia de las calabazas, su aporte de betcaroteno no es tan significativo. Yendo al apartado mineral, el calabacín tiene un buen aporte de potasio, como así también magnesio, sodio, yodo, calcio y algo de hierro.

8.1 - Pastel de calabacín y Pavo

2 Ud. de calabacín

Una cebolla

150 grs. de fiambre de pavo troceado.

Queso emmental rallado

4 huevos

1 vaso de leche

Sal, aceite, pimienta


Pela y trocea el calabacín y la cebolla, fríelos en una sartén a fuego medio removiendo para que no se pegue. Cuando estén blanditos echamos la leche y cuando empiece a hervir añadimos la sal y la pimienta al gusto. Reserva.

Bate los huevos en un bol y añade el pavo (puedes añadir otro ingrediente que te guste, como atún, pepinillos, pero conviene que tenga una textura blanda). Después añade el contenido de la sartén en el bol y mézclalo bien.  Vierte toda la mezcla en un molde de silicona , decora con queso rallado por encima y ya está listo para introducir al horno.

Te aconsejo que pongas el molde de silicona en una bandeja firme, puesto que al ser flexible puedes derramar el contenido y quemarte. Precalienta el horno a 185 grados durante 10 minutos y hornea el pastel durante otros 30. (pincha con un palillo hasta que salga seco para ver si está hecho) .Deja enfriar antes de desmontar.



8.2 - San Jacobos de Calabacín.


1 calabacín grande

200 gramos de queso gouda en lonchas

200 gramos de jamón york o jamón  dulce en lonchas.

1 huevo, harina, pan rallado, sal y aceite de oliva.



Pela un calabacín grande, quítale las puntas, pártelo por la mitad y trocea en lonchas de medio centímetro (verás que cunde mucho). Coloca en un plato las rebanadas y monta los San Jacabos como si fuera un sándwich. Pon una capa de calabacín, una capa de queso y otra de jamón, y cubre con otra rebanada de calabacín. En caso de que no comas carne, te recomiendo que pongas pimiento rojo asado en lugar del jamón, no te va a defraudar. Pasa el san Jacobo por harina, luego por huevo y por ultimo por el pan rallado. Fríe en aceite de oliva hasta que esté doradito. Se sirve caliente. ¡Me encantan!




8.3 - Zarangollo

4 Ud. de calabacín

2 Ud.de cebolla seca o 3 de tierna al gusto

4 Ud. De patata.

Aceite de oliva y sal


Podríamos decir que éste plato es una suerte de pisto murciano. Hay varias variedades, yo os explico la que se cocina en Ulea. Tremendamente rico, fácil de cocinar y delicioso (increíble acompañado de huevos fritos).

Lava y pela la verdura. Trocea los calabacines en rodajas no muy gordas y la cebolla en aritos, la patata como para tortilla. En una sartén alta pon el aceite sin pasarte, porque la verdura soltará mucha agua y lo que pongas de aceite quedará al final. Pon la verdura a freír y recuerda remover bastante porque ese es el truco para que quede en su punto, soltando todo el agua.  Rectifica de sal y fríe a fuego lento al menos  50 minutos.

Hay gente que cuaja huevo dentro, yo los prefiero fritos en el acompañamiento.

También hay otra variedad de zarangollo que se hace en Cieza, utilizando calabaza, cebolla, ñora y sal. El procedimiento es el mismo. Primero se fríe la cebolla, se añaden las ñoras muy picaditas y por último, cuando la cebolla esta frita,, se añade la calabaza muy picada, removiendo cada poco tiempo.


8.4 - ZARANGOLLO MURCIANO

Sergio me ha cedido hoy su espacio para poder presentaros el plato estrella de nuestra Región. El zarangollo murciano es uno de los platos más típicos de la gastronomía murciana, y ocupa un lugar privilegiado en los fogones de nuestras casas. Con muy pocos ingredientes (pero criados con cariño), mucha creatividad y bastante hambre, el huertano de antaño supo sacar el máximo partido a su cosecha.


Ingredientes para 6 personas

1 kg calabacín

1/2 kg de cebolla tierna o seca, al gusto
3 huevos
Aceite de oliva
Y sal.


Empezamos lavando la verdura. La cebolla que emplearemos será o tierna o cruda, según el gusto de cada uno. Ya sabes que la seca es más fuerte y la tierna tiene un sabor más suave, a mi me gusta más. En cuanto a los calabacines podemos cortarlos con la piel o no, ya que ésta es tan fina que podemos dejarla, aportando más color y una textura diferente.

Una vez lavada la verdura, cortamos la cebolla en aritos finos y el calabacín en rodajas, ni muy finas ni muy gruesas. Si lo cortamos todo pequeño se nos romperá y perderá esa forma tan característica, el zarangollo no debe quedar como un puré, si no con tropezones.

Una vez cortado todo, nos disponemos a cocinarlos. Para ello en una sartén alta echamos un buen chorro de aceite de oliva, con cuidado de no pasarnos porque este aceite será el que quedará finalmente.

Cuando esté caliente, vertemos las rodajas de calabacín y sazonamos. El fuego debemos mantenerlo bajo para dar tiempo a esta verdura a perder su agua y a cocinarse sin arrebatarse.

La cebolla la añadiremos cuando el calabacín haya perdido un poco de agua, ya que ésta necesita su tiempo de cocción. Al cortarla en aritos finos se cocinará antes. Dejamos que se cocine bien a fuego bajo.

También se puede poner primero la cebolla y después el calabacín, eso dependerá de si la cebolla es dura y el tamaño en que la hemos cortado. Normalmente se pone la mitad de cebolla que de calabacín. En muchas casas se le agrega patata cortada como para tortilla, en el caso de querer añadirla sería lo primero que pondríamos en la sartén y luego seguiríamos el orden de nuestra receta (en esta receta pondríamos dos patatas medianas). Parece que esto se hacía para "engordar" el plato, creando así una receta más completa. Pero el Zarangollo original es sin patata.

Pasados 20 minutos aproximadamente, procedemos a agregar los huevos. Simplemente los cascamos y los echamos sobre los ingredientes y una vez en la sartén mezclamos todo con cuidado de no romperlos hasta que veamos los huevos cuajados, o puedes freír un huevo para acompañar al zarangollo en el plato. Rectificamos de sal. Y a chuparse los dedos.    

9.1 - Crema de calabaza

350 grs. de calabaza

1 cebolla grande.

(1 pimiento rojo, opcional)


En éste caso, menos es más. No necesitas más ingredientes. Pela y trocea una porción de calabaza de unos 350 gramos (1/8 de calabaza más o menos), pela y trocea una cebolla grande.  En una cazuela, sofríe ambas durante 10 minutos y luego cubre de agua para hervir durante 15 minutos más. Retira del fuego y pasa por el chino…. Queda una crema deliciosa.

Le puedes añadir un pimiento rojo troceándolo y sofriéndolo desde el principio. Así queda más fuerte.





9.2 - Crema de calabaza y boniato

Para 2-4 personas

1/2 kg de calabaza

300 g de boniato

200 g de zanahoria

1/2 cebolla

2 castañas

Comino

Jengibre rallado

Zumo de 1 naranja

Agua (hasta cubrir 1 dedo por encima)

Aceite de oliva virgen extra

Nuez moscada

Pimienta

Sal

Para la presentación (al gusto):

Yogur natural (o leche de coco)

Pipas de calabaza (o granos de granada)

Vinagre de Módena

Aceite de oliva virgen extra

 

La receta y la foto cortesia de Alfredo Martín. Gracias Freddy !!!!

Pelamos y picamos la calabaza, el boniato (o batata), la zanahoria y 1/2 cebolla. Echamos 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una olla al fuego. Calentamos el aceite y añadimos las verduras, las castañas peladas, la pimienta, nuez moscada, un poquito de comino molido el jengibre rallado y el zumo de una naranja.

Cocinamos a fuego fuerte unos 10 minutos removiendo de vez en cuando, luego cubrimos con agua y dejamos cocer entre 20 y 25 minutos. Luego  trituramos a nuestro gusto, probamos de sal y listo.

Presentamos en un cuenco o plato hondo. Añadimos un poco de yogur natural (o leche de coco), unas pipas de calabaza (y/o unos granos de granada), un chorrito de vinagre de Módena y un chorrito de un buen aceite de oliva virgen extra


9.3 - Gnoqui de calabaza


Tengo que decir que ha sido complicado hacer éste plato. Si te pasas con la harina queda duro, y si no pones la suficiente es muy complicado de amasar… bueno os cuento.


Para la pasta:

350 gramos de calabaza

200 gramos de harina

Sal

Para la carne:

200 gramos de carne (mitad cerdo, mitad vacuno)

Muuuuchas especias para sazonarla, orégano, pimienta, pincho moruno,… lo que te guste

Un poco de granada para darle un toque dulce.


Pela y trocea la calabaza, ponla en una bandeja y hornéala durante 20 minutos, pásala por la batidora y coloca la pasta resultante en un bol. Tamiza la harina para que quede fina y añádela poco a poco a la masa de calabaza, sin parar de remover. Tira un poco de harina en la encimera y estira la masa resultante haciendo un tubo de dos centímetros de grosor, ve cortando pequeñas porciones y amásalas con los dedos hasta formar el gnoqui.

Pon una olla con agua y cuando hierva introduce los gnoqui. Verás que se van al fondo, pues cuando suban hiérvelos durante 3 minutos y sácalos y escúrrelos bien.

Fríe la carne picada y sazónala a tu gusto.

Coloca los gnoqui en un plato, pon la carne encima y decora con unos granos de granada.

9.4 - Pizza de calabaza.



300 gramos de calabaza

200 gramos de harina

Un sobre de levadura, aceite, agua y sal.


Pela y trocea la calabaza, ponla en una bandeja y hornéala durante 20 minutos, pásala por la batidora y coloca la pasta resultante en un bol. Tamiza la harina para que quede fina y añádela poco a poco a la masa de calabaza, sin parar de remover. Pon en el bol un sobre de levadura, un buen chorretón de aceite, un poco de agua, sal y ponte a amasar hasta conseguir una masa homogénea. Pasa la masa a una superficie plana y continua amasando. Seguramente tendrás que añadir más harina. Vete añadiendo hasta que veas que deja de estar pegajosa y se mace masa.

Haz una bola con la masa, colocala en un bol y cúbrela con un trapo o un poco de plástico de cocina para que suba. (por lo menos 1 hora)

Tira un poco de harina en la encimera y con la ayuda de un rodillo estira la masa. Colócala sobre un poco de papel de horno en una bandeja de horno. Luego decora tu pizza con los ingredientes que más te gusten. Yo puse una base de tomate, luego carne picada frita, cebolla ,y un poco de queso por encima. Hornea la pizza durante 20 minutos a 200 grados.



10 - Ensalada de col murciana

350 gr de col repollo ( ½ repollo pequeño también vale)

3 cucharadas de pimentón

3 dientes de ajo

1 limón, sal,  ½ taza de aceite de oliva

 

El único truco de ésta ensalada es el aliño, con lo que cuanto mejor sea el pimentón mejor sabor tendrá vuestra ensalada. A mí me gusta pochar los ajos en la sartén y reservar hasta que se enfríen antes de ponerlos en un almirez para hacer el aliño.

Añadir al almirez el jugo de 1 limón, el pimentón, la sal, el aceite y remover junto con el ajo hasta conseguir una buena mezcla.

La col-repollo la corto a juliana, aunque he visto que hay gente que la corta a trozos grandes. Colócalo en un taper y vierte el aliño por encima.

Esta ensalada hay que dejar que repose, ya que la col se “cocerá” por el efecto del limón. Así las personas no acostumbradas a este tipo de verdura tendrán una mejor digestión. Se sirve fría, con lo que si reserváis en la nevera en un taper cerrado durante 6 horas o más la tomareis en su punto.




La coliflor

Ya hemos hablado de otros miembros de la familia de la coliflor, como la col, el brócoli, o el romanescu, y creo que la coliflor se merece un rinconcito. ¿Por qué razón? Pues os doy varias…

Es rica en nutrientes y minerales, tienen grandes cantidades de vitaminas A, K, magnesio, potasio, fósforo, vitaminas B como el folato, la niacina, riboflavina, ácido pantoténico y tiamina y una larga lista de nutrientes. Contiene antioxidantes que son esenciales para la salud general del cuerpo y ayudan a prevenir enfermedades del corazón, cáncer y derrame cerebral. Los antioxidantes también son esenciales en la destrucción de los radicales libres que aceleran los signos del envejecimiento. Es antiinflamatoria. Los ácidos grasos omega-3 y la vitamina K de la coliflor ayudan a prevenir la inflamación crónica que conduce a condiciones tales como artritis, dolor crónico y ciertas condiciones intestinales. Es diurética y depurativa. El principal componente de la coliflor es el agua, aunque también presenta un alto contenido de potasio y un bajo aporte de sodio. Esto hace de la coliflor una verdura que favorece la eliminación del exceso de líquidos en nuestro organismo. Ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer. Una dieta rica en vegetales crucíferos como la coliflor ha sido relacionada con una reducción significativa en el riesgo de cáncer, especialmente el cáncer de próstata, cáncer de mama, cáncer de colon, cáncer de ovario y cáncer de vejiga. A la hora de cocinarla, solemos cocerla o hacerla al vapor. En casa de Marisa Gómez hacen con ella una tortilla. Bueno la hace Miguel Ángel, y su receta viene de su abuela andaluza. Yo he intentado reproducirla, y me ha quedado bastante buena. La recomiendo para compartir un almuerzo, ya que por la noche puede resultar excesiva.

11.1 - Coliflor al horno con salsa de naranja

Ingredientes para 4 raciones de Coliflor al horno con salsa de naranja:


1 Coliflor

1 Naranja

2 Cucharadas soperas de Vinagre de vino blanco

1 Cucharada postre de Azúcar

1 Pizca de Sal

1 Pizca de Tomillo fresco

1 Cucharada postre de Maicena

1 Diente de Ajo

1 Chorro de Aceite de oliva


En una olla ponemos a sofreír el ajo pelado con un poco de aceite de oliva. Dejamos que se dore durante 2 minutos. A continuación añadimos el zumo de una naranja y 2 cucharadas soperas de vinagre de vino blanco. Agregamos una pizca de sal y una pizca de azúcar blanco. Dejamos que la salsa hierva durante 12-14 minutos (hasta que se evapore el alcohol del vinagre). Por otra parte, partimos la coliflor en arbolitos y la cocemos en abundante agua hirviendo con un poco de sal. Dejamos que se cueza durante 10 minutos, escurrimos, salpimentamos y añadimos el orégano. Diluimos una cucharadita de harina de maíz en medio vaso de agua fría y añadimos el líquido a la salsa de naranja para que espese. Movemos y dejamos que hierva. Si vemos que le falta espesor se puede añadir un poco más de harina diluida en agua. Vertemos la salsa de naranja sobre la verdura y horneamos la coliflor a 180 ºC durante 10-12 minutos.




11.2 - Tortilla de coliflor

½ coliflor
2 huevos
Sal, aceite de oliva.

Pica muy, muy finita la coliflor (yo tengo una picadora moulinex con más años que Cascorro, pero para éstas cosas va fenomenal). En una sartén, pon un chorro de aceite y fríe la coliflor salándola al gusto y removiendo de vez en cuando al menos durante 15 minutos y a buen fuego. Escurre bien la coliflor y reserva. Bate 2 huevos en un bol y mezcla con la coliflor frita. Por último haz una tortilla con ella friendo por los dos lados, tipo tortilla de patata. No olvides compartirla, que lleva media coliflor. Ya me contareis si os gusta…

Espinacas

Hoy os hablaré sobre las espinacas, riquísimas.

Os pongo algunos datos de interés:

Promueven el transporte y depósito de oxígeno en los tejidos la espinaca es una excelente fuente de hierro. Aumentan la fuerza muscular: los nitratos presentes en la espinaca son los responsables de aumentar la fuerza en los músculos. Ayudan a bajar de peso: son ideales para incluirlas en un plan de comidas para reducir el peso, debido a su bajo contenido calórico y su gran aporte nutricional. Favorecen el tránsito intestinal: la fibra que contienen promueve el buen tránsito intestinal y a la vez causa sensación de saciedad. Ayudan a prevenir enfermedades: debido a la acción de sustancias antioxidantes, especialmente la vitamina A y C, se previene el daño celular causado por radicales libres. Benefician a mujeres embarazadas y niños: debido a su contenido de ácido fólico (vitamina B9). Mantienen la presión arterial balanceada: gracias a los minerales magnesio y potasio que contienen.

Selección: al comprar espinaca, elije aquella cuyas hojas tienen un color verde brillante, con tallos frescos y crujientes. Evita aquellas de coloración verde amarillentas o con hojas dañadas. 

Almacenamiento: debido a que la espinaca es un vegetal delicado, se recomienda guardadla en el refrigerador/heladera para mantener sus propiedades nutricionales y su sabor. Guárdalas en bolsas plásticas antes de refrigerarlas, sacando la mayor cantidad de aire posible. Si se almacena apropiadamente, la espinaca se conservará fresca alrededor de 5 días.

A la hora de cocinarla, primero debéis lavarla con sumo cuidado, ya que suelen traer mucha tierra. Yo no suelo cocerla, prefiero tomarla cruda en ensalada o pasarla por la sartén.

Aquí van mis ideas para cocinarla.

12.1 - Ensalada de espinacas (por persona)

90 gramos de espinacas

50 gramos de salmón ahumado

Media manzana

4 nueces

4 aceitunas negras sin hueso

Cebolla fresca ó Cebolla morada al gusto

Para el aliño usaremos sal , limón y 4 cucharadas de salmorejo. Puedes cambiar  por un aliño de aceite, sal y vinagre de Módena.

 

Poner las espinacas en la ensaladera. Añadir la manzana y la cebolla a daditos, las aceitunas a rodajas y las nueces. Salar y exprimir el jugo de un limón. Por último colocar el salmón ahumado cortado en tiras y verter el salmorejo por encima.

12.2 - Espinacas rehogadas y tortilla de espinacas

Un ramo espinacas (400 grs.)

2 dientes de ajo

Un puñadito de pasas

Sal, aceite, limón

 

Como os digo,  las espinacas las rehogo  sin cocerlas.

Primero, en una sartén grande, frio unos ajitos troceados en aceite de oliva y luego añado las espinacas. Si os gustan los tallos, ponedlos en la sartén un par de minutos antes que las hojas para que se hagan mejor.  Mientras se hacen, añadir sal al gusto y removedlas  hasta que estén pochaditas  y tengan un color verde oscuro.  Yo, al final, les pongo un chorrito de limón, y añado unas pasas o incluso unos piñones.

Para el caso de que se os olvidara que teníais las espinacas en la nevera y de repente os las encontráis mustias en el cajón de la verdura, no las tiréis. Simplemente sumergidlas en agua un rato, escurridlas bien y una vez rehogadas, haceros una tortilla con ellas. Incluso podéis poner unas gambitas en la tortilla, veréis que delicia.

12.3 - Rollito de carne con espinacas

Para 2 personas
Medio kilo de carne picada (mezclada ternera y cerdo)
1 huevo
sal, pimienta y especias al gusto
4-6 lonchas de jamón de york
4-6 lonchas de queso emmental
200 gramos de espinaca

En un bol se mezcla la carne con la sal, pimienta, las especias, el huevo y sobre papel de aluminio se hace una plancha con la mezcla como de un centímetro de grosor. Se hace una capa encima con el jamón york, otra con el queso , y por último se colocan las espinacas. Ayudandote del papel de aluminio  enrolla la carne con cuidado, de tal manera que se obtenga un rollo tipo "brazo de gitano". Envuelves el rollo con el papel de aluminio y lo horneas a 185 grados 25 minutos. Pasado ese tiempo, retiras el papel de alumnbio y lo metes otros 25 minutos.
Si lo quieres mas sabroso pon capa doble de queso y de espinacas.


13 - Huevos al plato con guisantes y alcachofas

Os pongo este plato por persona, para que calculéis los ingredientes dependiendo de los comensales. Podéis dejar la alcachofa y los guisantes  precocinados y montar el plato justo para comer. Se hace en 10 minutos y quedáis estupendamente… ¿a quién no le gustan los huevos al plato?

2 huevos

3 - 4  alcachofas

150 gramos de guisantes

50 gramos de jamón en tacos

Tomate frito.

 

Prepara las alcachofas confitadas, como te indico en una receta anterior. Desgrana los guisantes y pásalos por la sartén unos minutos para que se ablanden (si te gustan muy blanditos tendrás que cocerlos).  En un recipiente de barro apto para horno, pon una base de tomate frito, coloca las alcachofas confitadas, vierte los huevos y rocía por encima los guisantes y los taquitos de jamón. Sala al gusto e introduce al horno durante 10 minutos al menos. Comprueba que la clara se queda hecha y ya están listos para servir. Cuidado que el plato quema !



Beneficios de las habas

Cuesta verla por Madrid, pero en  Levante hay mucha costumbre de comerla. Son las habas, riquísimas y muy faciles de cocinar. Ideales para desgranar en familia, como haciamos con nuestras abuelas, y muy tiernas en su mejor momento. A mi me encantan con jamón.

Probablemente el centro de origen de esta planta se ubique en Asia Menor y el Norte de África. Es conocida desde tiempos antiquísimos, según se desprende de los hallazgos del Neolítico (2300 años a.C.), y sirvió como alimento al hombre de esa época en la cuenca mediterránea. En países septentrionales fue utilizada más tarde, en las edades del bronce y del hierro. En Egipto y en Roma era muy apreciada.

La habas son ricas en proteína vegetal de excelente calidad biológica, también poseen hidratos de carbono que nos dan energía, fibra que nos ayuda a regular el tránsito intestinal y su contenido en grasas es casi nulo. Las habas nutricionalmente hablando son muy completas y muy nutritivas debido a su contenido en vitaminas A, del grupo B (B1, B2, B3, B6, B9), C y por los minerales que posee, destacando en particular el hierro, calcio, fósforo, potasio.  Al igual que otras legumbres, las habas son una fuente sana y completa de proteína vegetal, tienen un color verde pálido o blanco cremoso, están en su mejor momento a finales de la primavera y a principios del verano. Sus vainas deben estar crujientes y de un color verde brillante; las manchas de color café indican descomposición. Las habas tiernas, no más gruesas que un dedo, son las más ricas y pueden cocinarse y comerse con vaina.

14 - Habas con jamón

I kg habas

1 cebolla grande

50 gramos de taquitos de jamón

Aceite, sal y pimienta.


Limpia las habas, quitando los enganches a la vaina para que queden redonditas. En una cazuela pon un buen chorro de aceite de oliva y pocha una cebolla grande cortada a trocitos pequeños y procura que no quede muy tostada. Ponemos las habas peladas, sal y un poquito de pimienta y rehogamos bastante tiempo, como 20 minutos, hasta que las habas queden blanditas. Añadimos los taquitos de jamón al final, para que no quede muy salado, removemos un par de minutos, y ya está listo para comer.

Si quieres las habas pueden cocinarse con vaina. Para ello escoge las habas más pequeñas o finitas, quítales las puntas, trocéalas son su vaina en trocitos de 3 centímetros y cuécelas hasta que estén blanditas. Luego ponlas en la cazuela con la cebolla pochada, salpimentar al gusto, rehogar 5 minutos, añadir el jamón y remover durante 2 minutos más antes de servir. Os pongo una foto de cocina andaluza para que veáis el resultado.


15 - Lentejas, que si quieres las comes y si no... también.

3 zanahorias

2 patatas

1 puñadito de espinacas

1 cebolla grande

1 puerro

1 tomate, o dos si son pequeños

1 pimiento gordo verde.

400 gramos de lenteja pequeña.

Si os gustan con algo de carne, un chorizo y dos trocitos de panceta salada.

 

Hay gente a la que le da miedo hacer unas lentejas, y creo que esta receta les gustará, porque es súper fácil. Para 4 raciones, en una olla grande, poner dos litros y medio de agua. Pelar la zanahoria y partirlas por la mitad, igual que el puerro. Pelar la patata y  la cebolla. Al tomate solo le quito la parte de la mata, no lo pelo, y al pimiento igual, pero lo parto por la mitad y le quito las pepitas. Poner toda la verdura en  la olla con el  agua y echar las lentejas.

Si le pones el chorizo y la panceta salada no hace falta que pongas sal, sino ponle al gusto.

Cocer durante 90 minutos. Los primeros 30 un poco más fuerte (7 de 9) y luego bajáis el fuego (5 de 9)

Una vez pasado el tiempo de cocción, retira el pimiento y resérvalo. Coge la patata, la zanahoria, el tomate (si no se ha deshecho), la cebolla, la espinaca y el puerro y tritúralo todo haciendo un puré, y viértelo en las lentejas. Remueve bien para que se mezcle y listo.

Para servirlo, trocea el choricito y la panceta salada y reparte el pimiento en el plato.

Notas: Si usas legumbre grande tendrás que ponerla en agua unas horas para que ablande. Se puede incorporar todo tipo de verdura que te guste, por ejemplo calabaza, nabo, boniato, etc. Puedes hacer este plato con judía pinta y sale estupendo.


Por último decir que Javier me comentó que le ponía una rama de romero en la cocción, pero se me olvida siempre. Ya me contareis como os sale.



 

16 - TORRIJAS DE SEMANA SANTA

No hay nada más tradicional en esta época que una bandeja de torrijas acompañando nuestras mesas. Ésta es la receta de las torrijas de mi madre, que están (nunca mejor dicho) de “toma pan y moja”

                                                          Ingredientes:


Pan de bollo duro
Leche
Huevos
Ramita de Canela
Corteza de limón
Azúcar


La leche en la que se mojará el pan puede aromatizarse, primeramente, cociéndola con cáscaras de limón, una ramita de canela y un poco de azúcar. Tras dejarla enfriar un rato se verterá en una fuente donde se habrán dispuesto las rebanadas de pan. Es importante dejar que el pan se moje bien en la leche, que absorba toda la que necesite.

Cuando el pan ya está bien mojado, las rebanadas se van pasando por huevo batido y se fríen en aceite de oliva abundante, caliente pero no en exceso, pues el proceso de fritura es algo lento y debe evitarse que el huevo se queme.

Las rebanadas, ya fritas, se van dejando en un plato con papel absorbente para restarles el exceso de aceite. Una vez frías se pueden rebozar en una mezcla de azúcar y canela o untadas con miel.

La lombarda

La col lombarda es originaria de Europa meridional. Actualmente se cultiva en toda Europa, en España en todo el litoral mediterraneo.Pero principalmente en Madrid y Toledo, donde mas se consume, sobre todo en Navidad.

Se cultiva, prepara y consume de la misma forma que las coles verdes. La principal diferencia es que la col lombarda contiene pigmentos del flavonoide antocianina. Éstos se pierden durante el proceso de cocción. Contiene vitamina C y es una fuente de fibra. La vitamina C es un potente antioxidante que ayuda a proteger contra varios tipos de cáncer e intensifica las funciones inmunológicas. La investigación muestra que el consumo de fibra brinda protección contra una serie de trastornos del tubo digestivo, incluyendo el cáncer de intestino. Las coles lombarda desintoxican el intestino y alivian el estreñimiento, regeneran con rapidez la mucosa intestinal deteriorada, fortalecen el sistema inmunitario, disminuyen la presión arterial, favorecen la eliminación de líquidos y contribuyen a la pérdida de peso .Además es  una de las variedades de verdura más ricas en selenio, el cual disminuye la presión arterial, aporta oxígeno al tejido muscular, produce anticuerpos, desintoxica de los metales pesados, previene de la esterilidad y activa el tiroides. La lombarda es pectoral y está indicada en la tisis y las pleuresías.

17 - Lombarda cocida


Ésta receta nos la manda Esther González, gracias guapi ¡!

Para 4 raciones


1 lombarda grande

2 manzanas fuji

Ajo, sal y aceite de oliva


Troceamos la lombarda y la ponemos en una cazuela con abundante agua y la dejamos cocer removiendo de vez en cuando durante 45 minutos.

TRUCO: si pones un chorro de vinagre durante la cocción no soltará su característico olor y al ingerirla proporcionará menos gases.

Pasado el tiempo, escurrimos y reservamos.

En una sartén grande ponemos un buen chorro de aceite de oliva, ajo picado y la manzana troceada.  Lo doramos todo durante unos minutos y vertemos la lombarda bien escurrida. Rehogamos durante un buen rato para que se mezclen bien los sabores y ya la tenemos lista.



Manzanas

El origen de la manzana es incierto. Se han encontrado restos arqueológicos en España, Francia y Suiza, por lo que se sabe que la manzana era recolectada por las tribus nómadas de la época prehistórica. . Todas las variedades actuales son hibridas de dos variedades, la Malus silvestris y la Malus pumila.

En la huertica solemos traeros varios tipos de manzana, y al principio siempre preguntáis cual es la “mejor”. Como os digo siempre, probadlas y sacad vuestras propias conclusiones, porque cada cual tiene sus gustos.

Golden Delicious:   Variedad de origen americano, una de las más cultivadas en todo el mundo. Su piel es amarilla verdosa con pequeños puntos oscuros que se llaman lenticelas y que son los órganos respiratorios de la fruta. Su forma es redonda y regular. La carne es jugosa, crujiente, dulce y aromática. Se encuentra en las fruterías a partir del mes de septiembre y durante todo el año hasta finales del agosto siguiente. Puede utilizarse con muchas finalidades, desde comerse cruda, hasta para realizar tartas o cocinarla al horno

Fuji: Procedente de Japón, resulta de un cruce de dos variedades de manzana estadounidenses, la Red Delicious y la antigua Ralls Genet de Virginia. Las manzanas Fuji suelen ser grandes o muy grandes y redondas, de media del tamaño de una pelota de tenis. Contienen entre un 9 y un 11% de azúcares por peso y tienen una carne densa más dulce y crujiente que las de muchas otras variedades de manzana, lo que las hace popular entre consumidores de todo el mundo. Las manzanas Fuji también tienen una fecha de caducidad muy larga respecto a otras manzanas, incluso sin refrigeración. Cuando se refrigeran, las manzanas Fuji pueden permanecer frescas hasta 5 o 6 meses. Es ideal para comer fresca, aunque también se pueden hacer pasteles o al horno.

Verde Doncella: Es considerada autóctona de Aragón, sobre todo, en los valles del Jiloca y del Jalón. Su cultivo se remonta al Siglo XIX, donde ya se encuentran referencias a ella en catálogos. Es una manzana, que madura, es de piel fina y brillante, con una carne blanca, crujiente, muy jugosa y consistente. Con un sabor dulce sin ser empalagosa y un toque particular, lo que la hace muy atractiva al paladar. Es perfecta para: recetas de cocina, ensaladas o comerla en fresco.

Royal Gala: de origen neocelandés tiene la piel con estrías rojas y naranjas sobre un fondo amarillo verdoso. Su forma es muy redondeada y su carne es blanca, crujiente y consistente. Muy aromática y jugosa. Su recolección se da desde finales de agosto hasta diciembre.

 

Todas las variedades de manzanas, verdes, rojas o amarillas, son una importante fuente de fitonutrientes, como por ejemplo ácido fenólico y flavonoides, los cuales actúan en nuestro cuerpo como antioxidantes y ayudando a reparar el daño celular. Entre los componentes que hacen beneficiosa esta fruta están la pectina, los aminoácidos, ácidos, catequinas, Quercetina, Sorbitol, fibra, calcio, hierro, magnesio, nitrógeno, fósforo, potasio, vitamina C, azufre, vitamina B3, vitamina E, proteínas y zinc.


En mi caso, me gusta comer manzana en almuerzos o meriendas, y me encanta la fuji. Para ensaladas uso o fuji o verde doncella, que está riquisima. Para cocinar uso la golden, que me parece queda mejor asada. Hoy os traigo una trenza de manzana de receta, fácil de hacer y divertida., ideal para postres y desayunos.

18.1 - Albóndigas de pollo con salsa de manzana y curry

Para las albóndigas:

500 gramos de carne de pollo picada

1 cebolla

Sal, pimienta, ajo molido y harina.

Para la salsa:

2 cebollas

4 manzanas fuji

1 zanahoria

1 chirivía

Medio litro de caldo de pollo.

Sal, curry, un vasito de vino blanco.


Las albóndigas no tienen misterio. Ralla la cebolla para que quede muy, muy desecha (yo utilizo la picadora). Sazona bien la carne picada de pollo con sal, pimienta y ajo molido y mezcla con la cebolla picada para que quede una textura más suave. Forma las albóndigas, pásalas por un poquito de harina  y fríelas hasta que se doren por fuera. Reserva.


Para la salsa, en una cacerola pon dos cucharadas de aceite, añade la cebolla partida muy fina y junto con un chorrito de vino blanco. Rehoga y deja que el vino reduzca unos minutos. Pica la manzana en trocitos y agrega  junto con el curry al gusto. Remueve, añade el caldo de pollo y cuece durante 30 minutos. Pasa la salsa por la batidora para que quede homogénea.

Aparte trocea la chirivía muy finita y la zanahoria, y fríelas en poquito aceite y a fuego lento hasta que veas que se ablandan.

Por último en una cazuela grande pon la salsa, las albóndigas, la zanahoria ,la chirivía y deja que cuezan un poquito a fuego muy lento. Si te ha quedado muy espesa la salsa puedes poner un poquito más de caldo de pollo. Sirve con un poquito de arroz blanco de acompañamiento.



18.2 - Manzanas asadas

Azucar moreno 4 cucharas

2 cucharaditas de canela en polvo

3 manzanas Golden

4 cucharadas de vino dulce

Canela en rama

 

Lava bien la manzana, secala y quitales el corazón.

Colocalas en una bandeja de horno.

En un plato mezcla el azúcar con la canela en polvo y el vino, y se hace una mezcla espesita. Rellena con esta masa los corazones de la manzana y clavales una ramita de canela en rama dentro.

Precalienta el horno a 200 grados, metemos las manzanas 20 minutos, rociamos las manzanas con una cucharadita de azúcar por encima para quie se dore y el almibar que han slotado del relleno lo vertemos por encima de la manzana y horneamos 5 minutos más.




18.3 - Trenza de manzana

2 manzanas Golden.

1 plancha de hojaldre.

50 gramos de azúcar moreno.

3 cucharaditas de canela en polvo.

Zumo de medio limón.

Medio vaso de agua

Un huevo batido.

 

Pelar y trocear en dados las dos manzanas, y se colocan en un bol apto para microondas con medio vaso de agua, el zumo de medio limón y un poquito de canela en polvo. Remover y calentar en microondas 4 minutos a máxima potencia. Reservar.

En un plato hondo preparar 50 gramos de azúcar moreno con 3 cucharaditas de canela en polvo. Mezclar y reservar.

Estiramos la masa de hojaldre rectangular en un papel de horno y la doblamos en tres, para que queden tres partes iguales. De tal manera que dejando la del centro, cortemos la de los laterales en tiras de aproximadamente 2 centímetros… os dejo una foto para que veáis lo que digo.

Escurrimos la manzana y la colocamos en la parte central de la masa, poniendo por encima la mitad del preparado de azúcar y canela. Para cerrar la trenza, vamos llevando la primera tira hasta la segunda del lado contrario, y así sucesivamente. Con la última tira, cerraremos un lateral y el otro basta con aplastarlo un poquito para que no se salga el relleno.

Se pinta con huevo batido la trenza y se espolvorea por encima lo que nos queda de mezcla de azúcar y canela. Lo metemos al horno a 180 grados durante 20 minutos y ya está lista para degustar.

Llegados a éste punto, deciros que estas trenzas también las podemos hacer saladas. A mí me encanta rellenarla de pisto, de atún con tomate y cebolla, y de todos los ingredientes que más os gusten. Os animo a probarlas.


19.1 - Licor de naranja


Cuando Eusebio (de Aldovi) se pasaba por el local a comprarnos naranjas siempre nos decía: “Hago un licor de naranja estupendo, ya os traeré para que lo probéis “y tengo que reconocer que ha cumplido su palabra. No solo eso, sino que nos ha dejado su receta, con la condición de que si lo hacemos en casa, no cambiemos las proporciones o no se hace responsable del resultado. El la llama la receta del 43…. Y créeme si te digo que está para morirse de bueno… ¡Gracias Eusebio!

43 granos de café torrefacto (7 gramos)

43 cucharadas de azúcar (500 gramos)

1 Litro de orujo blanco.

1 naranja grande (300 grs)

 

Para la preparación vamos a necesitar un frasco grande, con tapa, con capacidad para dos litros más o menos.  También nos comenta Eusebio que es importante que el orujo sea de calidad excelente, así que no racaneéis en ese tema.

Haz 5 incisiones a la naranja (de arriba abajo) e introduce los granos de café dentro de ella. Pon el azúcar en el tarro, mete la naranja, cubre todo con el litro de orujo y tapa el tarro.

Deja macerar durante 43 días. El resultado es lo que veis en la foto un licor con un color, un olor y un sabor a naranja impresionante.  Sirve muy frio, lo mejor es tener unas frasquitas en el congelador y sacarlo justo cuando lo vayas a degustar.




19.2 - Polos de naranja

No tienen misterio. Compra unos moldes de polos y rellénalos con zumo de naranja. Si te gusta puedes poner trocitos de naranja para encontrártelos en tu polo. Mete los moldes al congelador y los tendrás listos en unas horas…. ¡Fresquitos!!!





El níspero

El níspero se origina en el centro y bajo valle del río Daduhe en China y de allí se extendió al Japón. En el siglo XVIII llega a Europa a los jardines botánicos de París y Nápoles, como un árbol ornamental.  La primavera es el momento optimo de maduración de los nísperos y para elegirlos, estos deben cumplir unas normas de calidad básicas: estar enteros, con el color de la piel uniforme (anaranjada, amarillo o amarillo pálido), sanos, exentos de materias extrañas visibles y de olores raros, además no deben presentar zonas muy blandas al hacer una suave presión con los dedos .Es importante que cuando compremos nísperos estos estén maduros con la carne firme y bien coloreada ya que de lo contrario, si están verdes e inmaduros, nos pueden provocar una indigestión. En general, el contenido vitamínico del níspero es bastante bajo, y destaca, aunque en cantidades muy discretas, la pro-vitamina A y la tiamina. En cuanto a minerales, el níspero aporta cantidades apreciables de magnesio y calcio,si bien, el mineral que más abunda en este tipo de fruta es el potasio.


Están deliciosos al natural pero también puedes emplearlo para elaborar confituras o salsas. Os pongo una receta de sorbete de níspero, una forma original de comer esta fruta. Lo podéis degustar solo, añadiendo un chorrito de cointeau, e incluso convirtiendo la mezcla en un rico polo. Si lo tuyo son los cócteles, sorprende a tus invitados añadiéndolo como hielo a tus creaciones.

20 - Sorbete de níspero.

0,5 kilos de nísperos maduros, pesarlos ya pelados y sin hueso.
100 ml. de agua
150 gr. de azúcar
3 cucharadas de zumo de limón


Ponemos los nísperos en un cazo con agua y las tres cucharas de limón al fuego y los hacemos hervir durante un par de minutos para que se ablanden. Escurrimos la mezcla y con el caldito hacemos un almíbar, reservando la fruta.  Añade el caldito a un cazo, mezclado con el azúcar y cuece unos minutos. En la batidora mezcla la fruta con el almíbar y tritura. El resultado será una pasta que, cuando esté fría deberás congelar durante 2 horas. Pasado este tiempo saca la mezcla y bátela de nuevo para que quede a trocitos pequeñitos. Sirve en copa de vermut, con un chorrico de cointeau sabe estupendo.




Propiedades de la patata

Las patatas se empezaron a importar de Sudamérica en el siglo XVI y tardaron otros 150 años en convertirse en uno de los alimentos básicos de Europa. Actualmente, donde más se consumen es en Europa Central y del Este, aunque están presentes en la dieta de todo el continente, con un consumo medio per cápita de 94 Kg en 2005 según datos de O.N.U.

Las patatas proporcionan al organismo una fuente esencial de combustible y energía, lo que justo lo que necesitamos, incluso cuando estamos a dieta.  Las patatas fueron comidas abundantemente por marineros españoles para defenderse de escorbuto. Sorprendentemente, las patatas  provocan la  estimulación inmunológica  gracias a la vitamina C, una patata mediana (150 g ) con la piel proporciona 27 mg , casi la mitad de la ingesta diaria recomendada. Las papas también son una rica fuente de vitamina B, ácido fólico y minerales como el potasio, el magnesio y el hierro. Son sumamente ricas en vitamina B6, una sustancia necesaria para la renovación celular, para tener un sistema nervioso saludable y un estado de ánimo equilibrado. Sólo 100 g de patata al horno contiene 21 por ciento del valor diario de la vitamina.

Valor nutricional Por cada 100 g

 (Calorías – 80, Grasa – 0,2 g, Proteínas – 2,5 g, Hidratos de carbono – 18 g)

21.1 - Patatas fritas al horno

4 patatas medianas

Un chorrito de aceite de oliva y sal

 

Dedicado a los fans de la patata frita. No son light, pero casi, porque no usas prácticamente aceite en el proceso.

Corta la patata en juliana, con un buen grosor, como de 1 centímetro o así. Colócalas en un taper y cubre con agua fría y unos hielos durante 10 minutos (con esto quitas el almidón).

Precalienta el horno a 210 grados durante 10 minutos.

Escurre y seca las patatas sobre papel de cocina.

Coloca las patatas en una bandeja  forrada con papel de horno, rocíalas con aceite y remuévelas para que todas queden untadas por igual.

Cuando lleven 25 minutos, y si ya están tiernas, sube la temperatura 5 minutos más a 250 grados.  Saca las patatas del horno, rocíalas con sal al gusto y ya están listas.

21.2 - Rollo de patata

Un plato para todos, convertible en tu plato preferido dependiendo de tu gusto.

Lo puedes hacer frio, caliente, de carne, de verduras….  muy rico. ¿Empezamos?

6 patatas hermosas

1 calabacín, 1 berenjena, 1 cebolla

400 gramos de carne picada

Un poco de salsa de tomate

Huevo, aceite y sal para la mayonesa.


En este caso he elegido hacer una pastel de carne, frio

Lo primero es cocer unas patatas unos 35 minutos en agua con sal. Recomiendo una buena patata, ya que es el ingrediente principal, y cuanto más se deshaga al cocerla mejor(pélala y trocéala  para adelantar trabajo). Una vez escurridas y templadas hay que aplastarlas hasta conseguir una pasta de patata (ponle un poco de aceite en el proceso para que quede más fina). Reserva.

Sazona la carne picada a tu gusto, cuanto más especiada, más rico sabrá el plato, ya que la patata amortiguará todo el sabor. Fríela , ponle un poco de salsa de tomate y reserva.

Corta la verdura a cuadritos, fríela y mézclala con la carne.

Para montar el rollo, extiende dos trozos de plástico transparente sobre la encimera, superponiéndolos un poco (puedes utilizar un trapo grande de cocina, pero cuidado que no sea de los que suelta “pelito” o se te estropeará el rollo). Coloca la pasta de patata de forma homogénea y formando un rectángulo. Te recomiendo poner algo de aceite en la pasta, ya que al crear el rollo, si está muy seco, se resquebraja. Pongo una foto para que veáis lo que digo.

Vale, pues ahora viene lo divertido. Enrolla la masa de patata como si fuera un brazo de gitano y colócala sobre un plato liso. Hay que buscar la maña para hacerlo, y a lo mejor se te rompe o desmorona, pero no te preocupes, ya que lo vamos a cubrir y no hace falta que salga perfecto a la primera… seguirá estando igual de rico. Si se te rompe, bastará que le des forma con las manos.

En mi caso, he recubierto el rollo con mayonesa y decorado con huevo la parte superior porque lo quería frío. Os pongo foto para que veáis como me quedó.

Si lo quieres caliente, recúbrelo con queso rallado y ponlo en el horno hasta que se funda el queso… tremendo…. ¿ Y el relleno? Pues le puedes poner todo lo que te guste; pimiento, cebolla, atún, gambas… la patata va con todo.

El pimiento

Aunque a día de hoy existen diferentes puntos de vista de cómo llegó el pimiento a Europa, lo que se tiene más o menos claro es que procede de América. Unas teorías hablan de Colón, y otras de Marco Polo. Quizá con el segundo y tras sus viajes por oriente, conozcamos el fruto seco como especia, pero en tiempos de Colón se popularizó su uso como conservante de alimentos. Para gustos los colores…..

El pimiento como actualmente se lo percibe incluye al menos 25 especies, cuatro de las cuales son aptas para consumos:

Capsicum pubescens: una de las especies más picantes. Se la utiliza para la obtención del tabasco y la salsa tabasco.

Capsicum baccatum: comunmente conocida como ají.

Capsicum annuum: fue la primera especie descubierta por Colón y por lo tanto la que más se expandió globalmente. Una de las especies más picantes, se la utiliza para consumo de los pimientos en forma de campana (los que consumimos habitualmente), para obtener paprika, como agente colorante y saborizante, etc.

Capsicum chinense: muy parecida a la especie annuum pero menos expandida por todo el mundo

Os pongo una foto donde los veis todos juntitos…

En cuanto a su contenido en vitaminas, los pimientos son muy ricos en vitamina C, que además de ser un potente antioxidante, interviene en la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes, al tiempo que favorece la absorción del hierro o el calcio de los alimentos, aumenta la resistencia frente a las infecciones. También es destacable su contenido de provitamina A (Beta caroteno y criptoxantina) que el organismo transforma en vitamina A conforme lo necesita, folatos y de vitamina E. En menor cantidad están presentes otras vitaminas del grupo B como la B6, B3, B2 y B1. Su contenido en las citadas vitaminas C y E, junto con los carotenos, convierten al pimiento en una importante fuente de antioxidantes, sustancias que cuidan de nuestra salud.


22.1 - Barquitos de pimiento

1 pimiento verde. (Usa uno rojo si te gusta más)

1 huevo

1 tomate.

1 cebolla fresca o cebolleta.

2 lonchas de pavo en tiras.

Sal, aceite y pimienta.



Partir los pimientos por la mitad, añade  aceite y sal.  Rellena  con tus ingredientes favoritos, en mi caso con cebolla, tomate picadito, pavo (embutido). Echar un huevo encima con sal y pimienta (crudo o batido, en la foto veis las dos opciones). Dejar que se haga en el horno precalentado a 200 grados durante 20-25 minutos. El resultado es delicioso.

Lo podéis rellenar de casi cualquier cosa; de carne picada, atún, puerro, berenjena,  espolvorear con queso rallado… pero lo dicho, después de las fiestas, me apetece verdurita.




22.2 - Escalivada.

Para dos personas:

1 pimiento rojo

1 berenjena

1 cebolla

( 2 tomates opcionales)


Lavamos y secamos las berenjenas, el pimiento y los tomates. Colocamos todas las verduras en una bandeja para horno, menos los tomates que los introduciremos más tarde en el horno, y las regamos con un chorro generoso de aceite de oliva. Es conveniente hacer unas incisiones en la piel de la berenjena, para que no reviente después cuando la manipulemos.

 Asamos en el horno precalentado a 180ºC durante una media hora, damos la vuelta a las verduras para que se asen de forma homogénea, incorporamos los tomates si decidimos ponerlos  y asamos otra media hora.

Dejamos enfriar para poder quitar la piel y pepitas al pimiento, y la berenjena. Vamos disponiendo todos los ingredientes en un plato, al que añadiremos una pizca de sal gruesa marina y el aceite del asado. Podemos servirla como ensalada o bien ponerla unas tostaditas para degustarla.

22.3 - Pimiento relleno de tortilla de patata

Por persona:

2 pimientos verdes (tipo italiano)

1 patata mediana

1 cebolla pequeña

1 huevo

Sal, aceite


Corta  la patata y la cebolla para tortilla (muy fina), fríe en aceite de oliva, primero a fuego lento y luego fuerte. Reserva.  Bate el huevo y colócalo en un bol.  Añade la patata y cebolla frita y crea una mezcla espesa.

Corta la parte superior del pimiento. Lávalo y vacía de semillas. Rellénalo con la mezcla de patata y huevo con cuidado de que no sobresalga (deja un espacio como de un dedo, ya que al cocinarse crece) Coloca los pimientos en una fuente de horno y hornea durante 25 minutos a 185 grados.





El plátano

El plátano o banana apta para el consumo humano tal y como la conocemos procede del sureste de Asia, en concreto se cree que de una planta que por una mutación produjo plátanos sin semillas hace unos 2.000 años. Este tipo de mutación hizo que los plátanos tuviesen tres copias de cada cromosoma en vez de dos que es lo común. Las plantas del plátano se reproducen por cortes, no por semillas, siendo todas las plantas del plátano casi clones de sus antepasados y cuentan con poca variedad genética. El plátano es un alimento altamente nutritivo, dado que es una de las frutas más calóricas que existen. 100 gramos de plátano aportan unas 90 calorías aproximadamente.

Es  rico en azúcares y en diferentes minerales, tales como el potasio, magnesio, algo de hierro y betacaroteno, y ciertamente pobre en sodio.

En lo que se refiere a las vitaminas que aporta, nos encontramos con vitaminas del grupo B, ácido fólico, vitamina C, algo de vitamina E y fibra, por lo que se trata de una fruta sumamente beneficiosa.


Si, reconozco que sabe raro, fruta con carne no es habitual en nuestra cocina, pero si en otras partes del mundo. Mi receta de hoy sirve para reconocer el mérito de una fruta que os encanta y que me pedís muy a menudo en vuestras listas de la compra. El plátano.

 Lo habitual es comerlo sólo, pero si buscáis por ahí veréis que hay muchos platos que se cocinan con él como ingrediente. Quizá con la llegada de la fruta de verano pase a un segundo plano, pero hemos pasado un invierno con él y todos me decís que estáis muy contentos con que lo tengamos entre nuestras opciones. ¿Os atreveréis con mi receta?

Lasaña de plátano.

2 kg de plátano (cuanto más grande y menos maduro mejor)

500 grs. de carne de cerdo picada.

2 zanahorias

1 cebolla grande.

1 calabacín

1 puerro.


Para el relleno de la lasaña, pela y trocea la verdura y sofríela junto con la carne. Sala al gusto. Reserva.

Para montar la lasaña, en lugar de usar láminas de pasta  utilizaremos el plátano. Para ello será cuestión de tener al fuego una sartén con aceite de girasol caliente. Pelaremos el plátano, lo cortaremos en láminas alargadas (como 3 por cada plátano) y lo freiremos. Una vez frito lo vamos depositando en una fuente de horno que no sea muy grande y haremos una capa de plátano frito. Le ponemos una capa del guiso de carne picada y verduras y ya solo hay que repetir el proceso hasta crear la lasaña.

Antes de hornear, te recomiendo quitar el exceso de aceite de la fuente con una jeringuilla de cocina o con una cuchara. Por último decora con queso o con hierbas por encima y hornea 20 minutos a 180 grados.





23.2 - Tosta de membrillo y plátano (Los desayunos)

Ya sabéis que no tengo formación en el campo alimenticio, y que mis post van orientados a facilitar ideas para vuestros platos e información de los nutrientes de los alimentos. Hoy me gustaría daros ideas sobre los desayunos y comentar algunos aspectos sobre la primera comida del día.

Si no tenemos una buena planificación, nuestros desayunos son un desastre. Y me propongo exponeros mis reflexiones sobre el tema y haceros pensar sobre ello.

Lo primero que pienso es que llevamos unas 8 horas sin ingerir alimentos, con lo que necesitamos aportar energía al cuerpo, y lo segundo  es que la prisa hace que nos valga cualquier cosa, tirando de productos como los zumos y bollería industrial, cuyo alto contenido en azucares y grasas no los hace los más recomendables.

Así pues un buen zumo natural hidrata y aporta azucares a nuestro cuerpo y por ejemplo puede ser de naranja (ácido), de pomelo (alcalino) o de limón (no sabéis la cantidad de gente que lo toma y recomienda en ayunas).  Si lo pensamos, vamos a estar unas cuantas horas sin comer hasta el almuerzo… 6 o 7… así que más nos vale tomar alguna proteína y cereales también. En mi caso os propongo dos ideas, tosta de aguacate con tortilla y “pa amb tomaquet”.


El pan con tomate es muy sencillo, aunque por aquí no tenemos los tomates que se usan en Cataluña para untar en el pan, siempre podemos tener un par de tomates triturados en la nevera y untarlos con una brochita en nuestra tostada. Añadir un poco de aceite y sal y listo. Si tenemos algo de jamón serrano para encima queda delicioso.

Para la tosta de aguacate necesitamos más tiempo , unos cinco minutos…. Pela y trocea el aguacate (hay que hacerlo en el momento porque  se oxida muy rápido),ponlo en un bol, tritúralo con un tenedor y unta una tostada con él, poniendo un poquito de sal. Bate un huevo o dos  y hazte una tortillita francesa, o unos huevos revueltos y colócalos encima de la tosta… en dos palabras; im-presionante. 

¿Qué pasa, que eres de los que el cuerpo te pide dulce por las mañanas? Para ti dos ideas; manzana con canela y tosta de membrillo con plátano. Ya os puse esta idea en el relleno de la trenza de la semana pasada. Pela y trocea una manzana, en un bol añade medio vasito de agua  el jugo de medio limón y espolvorea canela al gusto. Remueve y pon al microondas 4 minutos a máxima potencia.

Para la tosta de membrillo, tengo que reconocer que fue Mercedes Galisteo la que me trajo un botecito del que ella hace. No le pone mucho azúcar y le queda estupendo. Lo he untado en una tostada y le he puesto un plátano a rodajitas.

Si lo que te van son las infusiones mi amigo Juanla me recomienda una: cuece agua con un poco de jengibre  5 minutos, luego en una tetera pon un puñado de  hierbaluisa, de boldo ,de tila y otro de  diente león. Vierte el agua y deja reposar durante 5 minutos antes de colarlo y tomar un vasito. Fantástico para el estómago y los nervios.

Como veis, dejando un poco organizado todo, podemos tener unos desayunos ideales en unos 15 minutos… así que tendremos que buscar otras excusas para no desayunar bien…

El puerro y sus propiedades

Se cree que su origen proviene  del Mediterráneo oriental y de Oriente Próximo, donde ya era cultivado hace unos 4000 años. Era cultivado por los egipcios y hebreos. Los romanos lo introdujeron en Gran Bretaña, donde fue muy apreciado. Durante la Edad Media el puerro fue uno de los alimentos más populares en Europa.

El puerro es una hortaliza de la familia de las Liliáceas, cuyo bulbo es comestible: una especie de cebolla alargada, su sabor es parecido, aunque más suave y dulce. El componente principal de los puerros es el agua (90%), por lo que supone un escaso contenido calórico. Es un alimento con propiedades diuréticas, gracias a su contenido en potasio y la pobreza en sodio, buena fuente de vitaminas, especialmente del grupo C, E y B6 y también aporta carotenos y ácido fólico.

A la hora de cocinarlo, me gusta utilizarlo en purés como sustitutivo de la cebolla, o incluso como ingrediente principal. Os pongo una receta de mi puré de puerro favorito y luego otra forma divertida de cocinarlo… ¡relleno!

24.1 - Crema de puerro

1 patata mediana

2 zanahorias

3 puerros

Quiero daros las gracias por vuestros comentarios. En verdad me alegra que os animeis a hacer éstas recetas.  Pela y trocea la verdura.  Ponla en una cacerola grande con un poquito de aceite y sal, y póchala hasta que esté blandita. Luego cúbrela de agua y cuece durante 20 minutos. Por último, bátela en una batidora o pásala por un chino para que quede una crema fina.

24.2 - Pastel de puerros con merluza y gambas

3 puerros

1 filete de merluza desmenuzado (125 -150 grs.)

100 grs. de gamba pelada picada

2 huevos

50 ml de leche

Aceite, sal, un poquito de mantequilla.

 

Limpia y trocea los puerros, y póchalos en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva virgen. Añade la merluza y las gambas y rehoga unos minutos para mezclar sabores. Sala al gusto. Aparte, bate los huevos y la leche y añade los ingredientes guisados. Tritura todo junto y ponlo en un molde de horno engrasado con un poquito de mantequilla. Hornea  durante 40-45 minutos a 180 grados.( Pincha con un palillo para ver que está hecho). Desmoldar y servir.




24.3 - Puerros rellenos de queso

Os prometo que debajo del queso hay dos puerros.


Por persona:

2 puerros

60 grs. de queso azul (gorgonzola, roquefort, etc.)

2 lonchas grandes de jamón york (o jamón en dulce)

Un poco de queso para gratinar


Receta muy fácil, que llenará más o menos dependiendo del queso que pongáis para gratinar… en mi casa es difícil comer queso, y como éste plato era para mí, pues he abusado, como se puede ver en la foto.

Limpia los puerros y ponlos enteros en agua hirviendo con un poco de sal durante 15 minutos. Escurre bien y quita las dos primeras capas, que son las más fibrosas.  Abre los puerros a lo largo en forma de libro y quita la sección central del puerro. Trocea dicha sección y reserva. Rellena los puerros de queso azul, envuélvelos con una loncha de jamón york y coloca en una bandeja de horno. Recubre los puerros con queso de fundir y los trocitos de puerro que teníamos reservados. Mete la bandeja al horno durante 20 minutos y gratina 5 más. Simplemente delicioso.



¿Qué es el Romanescu?

Según la wikipedia, el Romanescu (romanesco) es un híbrido entre el brécol y la coliflor. Y dice que fue documentado en la Italia del siglo XVI. Otros dicen que fue que fue creado en el Scottish Horticultural Research Institute hace ya más de treinta años. Para mí que lo trajo Han Solo cuando se instaló en nuestro planeta en el año 1977, procedente de una galaxia muy, muy lejana.


De la misma familia que la col, coliflor y brócoli, el Romanescu es el menos flatulento de todos, y sus cualidades nutricionales y divertida forma lo hacen ideal para introducirlo en los platos de los más peques de la casa. Tiene mucho contenido en vitamina C, ácido fólico y en minerales como el potasio y el fósforo, es muy rico en pectinas por lo que sirve para hacer purés extraordinariamente finos y cremosos.


A la hora de cocinarlo he visto varias recetas. Cocido y al vapor se hace bastante bien. También se puede hacer al horno, con bechamel y queso, pero yo me he decantado por algo más suave, con un toque saladito que le aporta el jamón serrano… a ver si os gusta.


25 - Romanescu con crujiente de jamón


1 Romanescu (para 4 personas)

4 lonchas de jamón serrano

2 dientes de ajo

Sal, aceite de oliva y un poquito de azúcar

Para la salsa de tomate

1 cebolla

5 tomates de pera

 

Cortar el Romanescu por sus tallos, de manera que quede una forma bonita. Poner a hervir en agua con sal durante unos 10-15 minutos, dependiendo de lo blandito que te guste. Por otro lado, preparamos la salsa de tomate, pochando la cebolla en una sartén y añadiendo los tomates en daditos. Añadir a la salsa sal y azúcar, hasta que el tomate quede frito. (Si quieres la salsa más fina tendrás que pasarla por la batidora). Para el crujiente de jamón, coloca en una bandeja un papel de horno, extendemos las lonchas y cubrimos con el papel. El jamón se pone al horno a 160 grados durante 15 minutos. Para terminar, fríe unos ajitos laminados en un poquito de aceite para rociarlo en el plato.

Para emplatar, sobre una base de tomate coloca los arbolitos de Romanescu, decora con el crujiente de jamón y rocía con el aceite y los ajos…. ¡Tremendo!!




Beneficios del tomate.

Hoy quiero comentaros unos datos interesantes que he encontrado sobre el tomate, cuyas diferentes variedades inundan nuestras mesas en verano y creo no está de más conocer:


Fuente abundante de antioxidantes: el tomate contiene gran cantidad de Licopeno, un antioxidante, que previene la oxidación de lípidos séricos, ejerciendo así un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares. El consumo regular de tomate ha demostrado que disminuye los niveles de colesterol LDL y los triglicéridos en la sangre. Estos lípidos son los principales culpables de las enfermedades cardiovasculares ya que dan lugar a la deposición de grasas en los vasos sanguíneos.

Fuente de vitaminas y minerales: Un tomate puede aportar alrededor del 40% del requerimiento diario de vitamina C. La vitamina C es un antioxidante natural que actúa contra el cáncer que causan los radicales libres. También contiene vitamina Ay abundante potasio, así como hierro. El potasio juega un papel vital en el mantenimiento de la salud del nervio y el hierro es esencial para mantener la salud de la sangre. La vitamina K, que es esencial en la coagulación de la sangre y controla el sangrado es abundante en los tomates.

Mantiene el intestino sano: El tomate mantiene el sistema digestivo saludable y previene contra el estreñimiento y la diarrea. También previene la ictericia y elimina eficazmente las toxinas del cuerpo.

Alivia la diabetes: Un estudio realizado por Diario de la Asociación Médica de Estados Unidos muestra que el consumo diario de tomate reduce el estrés oxidativo en la diabetes tipo 2.

Para la piel sana: El tomate ayuda en el mantenimiento de dientes sanos, huesos, pelo y piel. La aplicación tópica de jugo de tomate se utiliza para curar quemaduras. El consumo diario de tomate protege la piel contra los rayos UV.  El tomate ocupa un lugar destacado en la preparación de productos contra el envejecimiento.

Previene las infecciones del tracto urinario: la ingesta de tomate también reduce la incidencia de infecciones del tracto urinario, así como el cáncer de vejiga.

Previene los cálculos biliares: El consumo regular de tomate también ayuda a disolver los cálculos biliares.

 

Hay multitud de formas de consumir el tomate, y aunque procesado mantiene gran parte de sus propiedades, a mí me resulta delicioso crudo. Os dejo algunas ideas para cocinarlo.

26.1 - Ensalada de tomate

10 tomates cherry  tigre

1 aguacate

Media cebolla morada

Sal, limón, vinagre de Módena, aceite.

 

Sinceramente, me encanta la ensalada de tomate. Sé que siempre me comentáis que os aburre comer las típicas ensaladas con tomate y lechuga, y os prometo que pondré otras ensaladas diferentes, pero creo que, ya que estamos terminando el verano, hay que aprovechar el momento en que se encuentra el tomate en todas sus variedades.

Os acerco una ensalada muy rica y fácil de hacer en un periquete. Yo la hice con tomate cherry, pero con tomate de ensalada también sale buenísima.

Pela el aguacate y trocéalo junto con el tomate y la cebolla morada , escurre por encima el jugo de medio limón, añade sal, un poco de vinagre de Módena y un chorrito de aceite.

26.2 - Salmorejo

6 tomates maduros

4 dientes de ajo

3 rebanadas de pan de molde.

Media taza de aceite, sal y 2 cucharadas de vinagre de Módena.

Huevo cocido y cebolla frita para decorar

 

Esta versión de salmorejo aprovecha los tomates que se van quedando maduros en la nevera. Personalmente me gusta más el salmorejo que el gazpacho. Además también lo utilizo como aliño en alguna ensalada, sino lo normal es reservar en la nevera y tomar un tazón bien frio.

No tengo robot de cocina, así que en mi caso utilizo una batidora de vaso, que deja una textura estupenda. La diferencia es que al final me gusta colar el salmorejo para quitarle las pepitas y pieles del tomate.

Pon en la batidora por este orden el ajo troceado, el tomate troceado, la sal, el pan de molde troceado (mojado con agua y bien escurrido), el vinagre y el aceite. Tapa la batidora y bate durante 30 segundos.

Como ya he dicho, a mi me gusta colarlo, para que quede una salsa suave y homogénea. Para rematarlo me gusta poner por encima huevo cocido muy picado (incluso rallado) y unos copos de cebolla frita (o unas virutas de jamón serrano)

26.3 - Moje murciano

500- gramos de tomate

1 cebolleta

50 gramos de aceitunas negras

1 lata de atún

1 huevo cocido

Sal, aceite de oliva virgen, orégano y pimienta.



 

Es receta se suele hacer con tomate de pera embotado, pero como no todos tenemos la suerte de poder tener esta delicia en la despensa, yo lo hago con tomates del terreno.

Lava y pela los tomates para conseguir la textura ideal del plato, y trocéalos en trocitos pequeños en una fuente. Añade la cebolleta cortada en juliana finita y después el pescado. Si tienes migas de balacao sale estupendo, sino un latita de atún también nos vale.  Las aceitunas, si son de las pequeñitas perfecto, sino unas que sean buenas. También puedes añadir alcaparras. Por último decoramos con el huevo cocido partido en láminas. Para la vinagreta pon en un vaso un poco de sal, orégano y pimienta negra molida al gusto y un buen chorretón de aceite. Remueve bien hasta que quede ligado y vierte por encima del moje. Si te gusta el ajo puedes poner un diente picadito por encima.

Lo ideal es dejar en la nevera un tiempo para que se mezclen los sabores y se sirva fresquito.





26.4 - Tomates rellenos de verdura


5 – 6  tomates medianos

250 gramos de judía verde

1 zanahoria

1 berenjena pequeña

1 cebolleta

3 cucharaditas de pan rallado

2 cucharaditas de ajo picado

3 cucharaditas de orégano

 

Vacía los tomates lisos y escurre su pulpa para que suelte el exceso de agua. Trocea la verdura muy picadita  y fríe en una sartén con aceite de oliva junto la pulpa de tomate hasta que quede blandita. Coloca en una fuente de horno los tomates vacios, ponle un poquito de sal al fondo y rellena con el frito de verdura (ni que decir tiene que puedes usar la combinación que más te guste, yo lo hice así pero puedes poner remolacha, calabacín, espárrago,… lo que se te ocurra). Por último haz una mezcla con el pan rallado, el ajo picado y el orégano y ponlo encima del tomate para crear una costra. Hornea a 185 grados durante 20 minutos y listo. Los he emplatado con una base de salmorejo. Delicioso.

26.5 - Tomates verdes fritos

2 tomates verdes (del terreno)

Harina de trigo, harina de maíz (maizena)

Pan rallado

Huevo (la receta original usa leche y yogurt)


Corta los tomates en rodajas muy finas y sala un poquito (quita las tapas de ambos lados). Prepara 3 mezclas para empanar los tomates. Una con harina, mitad de trigo, mitad de maíz, otra con el huevo (o la leche, como prefieras) y otra con el pan rallado.

El procedimiento es muy simple. Moja el tomate en huevo, pásalo por la harina, vuelve a mojar en huevo y pásalo por el pan rallado. Por último fríe en aceite muy caliente.

Para acompañar se usa una salsa picante. Puedes hacer una mayonesa añadiendo tabasco al gusto.( yo hice mayonesa de ajo que sabéis que me vuelve loco). Un poco de lechuga y listo.




La zanahoria y sus propiedades

La prueba más antigua que se conoce del uso de zanahorias por parte de humanos, en Afganistán, data del año 3.000 a. C. Aquella zanahoria era de color púrpura por fuera y amarillas por dentro. Nosotros en la huertica hemos traído alguna vez zanahoria de éste tipo.

La primera zanahoria naranja se produjo en el siglo XVI en Holanda, y fue conseguida deliberadamente mediante cruces y experimentos. La finalidad era que coincidiera con el color de la casa real holandesa de Orange.

Las zanahorias son una mina de oro en nutrientes y es una verdura que debe ser consumido diariamente, y puede ayudar mucho en la salud. Las zanahorias contienen una cantidad asombrosa de 490 fitoquimicos, de los cuales, todos ayudan al cuerpo a funcionar mejor. Los fitoquimicos son sustancias de plantas bioactivas naturales encontradas en frutas, verduras, y nueces, que proporcionan beneficios a la salud humana. 

La zanahoria también es rica en betacaroteno y provee dosis destacables de minerales como calcio, hierro, potasio, fósforo y otras vitaminas, como las B, C, D, E y ácido fólico.

Dentro de sus valores nutricionales, destaca que una zanahoria mediana tiene 25 calorías, 6 gramos de carbohidratos y 2 gramos de fibra. Además, es una buena fuente de vitamina A.

Cocinar con zanahoria es tremendamente fácil. La puedes incorporar a casi todos tus platos de cuchara; caldos, legumbres, purés, y siempre aportará un toque excelente de sabor. Aparte, muchos de vosotros me comentáis que la coméis cruda. En bastoncitos y con algún tipo de salsa suave o con queso está deliciosa. Una de los platos que más me sorprendió con ella como ingrediente es el bizcocho de zanahoria… ¿no lo has probado?. Pues te va a sorprender….está delicioso.

27 - Bizcocho de zanahoria

5 zanahorias

4 huevos

200 grs. de azúcar

200 grs. de harina

125 ml aceite (girasol más suave, con oliva da sabor, tú eliges)

1 sobre levadura.

 

Pela y corta la zanahoria y ponla en un vaso de batidora junto con el aceite. Tritura.

En un bol bate los huevos con el azúcar, añade la zanahoria picada con aceite, la harina y la levadura y bate bien hasta obtener una pasta homogénea.

Lo ponemos en un molde untado con aceite y espolvoreado de harina. Por último, horneamos a 185ºC durante 40 minutos aproximadamente. Pinchamos con un palillo de vez en cuando para ver si está hecho. Saca del horno y desmolda.

Puedes espolvorear azúcar glas por encima para decorar.